Blog sobre la Marihuana | Experiencia Natural
Envío + Semilla Gratis a los 30€
Inicio » Cultivo de marihuana » La Mejor Agua para la Marihuana: Descubre Cómo Obtenerla


02.05.20

La Mejor Agua para la Marihuana: Descubre Cómo Obtenerla

Comparte!

Junto con la luz y los nutrientes, el agua para la marihuana es vital para la nutrición de las plantas. Además de ayudar en la fotosíntesis, también mantiene la temperatura interna de la planta fresca. Lo más importante es que lleva todos los nutrientes del suelo a las raíces para que pueda consumir lo que necesita.

El tipo de agua que usamos afecta significativamente a la nutrición de las plantas. Por lo tanto, debemos asegurarnos de hidratar el cultivo usando sólo el tipo más adecuado. Esto es especialmente valioso cuando queremos producir enormes cogollos con ingentes cantidades de THC.

En general, hay muchos tipos de agua disponibles para los cultivadores. Esto incluye agua del grifo, agua de lluvia, purificada y destilada. Cuando se trata de la disponibilidad, todas ellas son accesibles y baratas. Pero, ¿Cuál es la que trae mejor resultado en el cultivo de marihuana?

En este artículo, exploraremos los diferentes tipos de agua y cómo afectan a las plantas de Cannabis, al crecimiento y a la cosecha final. También aprenderemos a equilibrar y corregir los problemas comunes de agua para que sean óptimos para el cultivo. Continúa leyendo para saberlo todo sobre la mejor agua para la marihuana

El riego es esencial para el crecimiento de la marihuana

Elegir la Mejor Agua para la Marihuana

Como se ha mencionado, la calidad del agua es crucial para el crecimiento saludable de las plantas. Por lo tanto, en esta sección se discutirán los diversos tipos de agua para la marihuana y sus rasgos específicos. De esta manera, seremos conscientes de sus propiedades y tomaremos decisiones correctas sobre su uso. Pero primero, debemos conocer los síntomas que muestran que las plantas están sufriendo por la mala calidad del agua.

Los Signos de Problemas de Agua para la Marihuana

En general, las plantas se verán débiles y marchitas. Además, pueden mostrar signos de varias deficiencias de nutrientes. En el peor de los casos, dejarán de crecer y podremos despedirnos de nuestro sueño de cosechar algunos cogollos. A continuación, te brindamos un listado completo con todos los síntomas de agua para la marihuana inadecuada:

Síntomas de la hoja:

– Hojas marrones

Hojas quemadas

– Las hojas superiores y nuevas afectadas

– Las hojas más bajas y viejas afectadas

– Todas las hojas afectadas

– Las puntas de las hojas quemadas

– Manchas

– Crecimiento lento

– Las hojas se curvan hacia abajo

Síntomas de la planta:

– Tallos debilitados

– Crecimiento lento

– Marchitamiento

– Planta decaída

Sistemas en la raíz:

– Color marrón

– Mal olor

– Moho

– Crecimiento lento

Si el agua para marihuana de mala calidad ha llegado a las raíces, la planta puede tardar mucho tiempo en recuperarse. Además, pierden su vitalidad y se vuelven muy vulnerables a las plagas y enfermedades. Por lo tanto, si se dañan las raíces por agua para marihuana de mala calidad, podría matar fácilmente a la planta.

Tipos de Agua para la Marihuana

Básicamente, hay dos tipos principales de agua: agua blanda y agua dura. Curiosamente, sus nombres no tienen nada que ver con su aspecto o su sensación. Más bien, basamos esta clasificación en la concentración de minerales que contienen. La unidad de medida para esto es 1 mg de mineral contaminante por litro de agua = 1 ppm.

Recuerda que no importa el tipo de agua que utilices si riegas demasiado, para ello mira cómo evitar el exceso de riego y cómo regar la marihuana de forma eficiente.

Agua Dura

Definimos como dura al agua que tiene un alto contenido de minerales disueltos. Principalmente, el agua dura contiene un alto contenido de calcio y magnesio. Este tipo de agua no es la mejor agua para la marihuana, aunque avanzamos que si este es el tipo de agua de tu región, hay soluciones.

Para medir su dureza, miramos cuántos miligramos de sales de calcio hay en un litro de agua. Así, 200-400 mg/L es el rango para el agua dura mientras que 400-550 mg/L es para la muy dura. Esta última será necesaria filtrar para poder convertirla en la mejor agua para la marihuana.

En general, el agua del grifo se encuentra en un rango de 170-390 mg/L. Esto es una media aproximada, ya que la dureza del agua puede variar muchísimo incluso dentro de un mismo país o región. Aunque este nivel de dureza no es peligroso para los humanos, el consumo de este tipo de agua para la marihuana puede llegar a ser dañina.

A menudo, los depósitos de calcio en las raíces pueden bloquear la absorción de otros nutrientes, produciendo problemas para el crecimiento vigoroso de la planta. Si no se corrige, esto generalmente resulta en deficiencias de nutrientes. Por lo tanto, debemos ablandar el agua dura para hacerla más adecuada para el cultivo.

El Agua Blanda

Al contrario que el agua dura, el agua blanda contiene muy pocos o casi ningún mineral. Según la escala de dureza del agua, menos de 150 mg/L es muy blanda, mientras que 150-200 mg/L es simplemente blanda. Este tipo de agua para la marihuana es buena y se puede aplicar directamente sobre las plantas.

Un buen ejemplo de agua blanda es la lluvia, aunque durante su recorrido puede acabar llenándose de varios minerales tan pronto como cae en el suelo y discurre por él. En cualquier caso, es uno de los mejores tipos de agua para las plantas. Otros grandes ejemplos son el agua purificada, ionizada y destilada.

El agua para la marihuana es muy importante para el cultivo.

Cómo Equilibrar el Agua para la Marihuana

Encontrar el equilibrio correcto de la dureza del agua para la marihuana es un desafío para muchos cultivadores. Para las plantas de cannabis, el agua perfecta es blanda, dentro del rango de 100-150 ppm o mg/L. Esto significa que cuanto más blanda sea el agua más beneficiosa será para la marihuana.

Desafortunadamente, el agua del grifo en las muchas zonas del mundo, como zonas próximas a montañas, junto al mar, o en las grandes ciudades suele ir más allá de este rango. Entonces, ¿cómo hacemos que el agua dura sea blanda? Los siguientes métodos nos mostrarán cómo.

Ósmosis Inversa y Filtros Iónicos

Aunque podemos ablandar el agua usando otro tipo de agentes, esto es potencialmente más dañino para las plantas que el uso de ósmosis. En estos procesos alternativo para ablandar el agua, el sodio es un ingrediente esencial que elimina el calcio y el magnesio, principales sedimentos minerales en el agua para la marihuana de mala calidad.

Sin embargo, las sales de sodio pueden acumularse en el suelo y adherirse a las raíces con el tiempo. Consecuentemente, el alto contenido de sal engaña a la planta haciéndole creer que ha ingerido suficiente agua. En efecto, la planta morirá de sed. Por lo tanto, es preferible utilizar sistemas de agua especiales como la ósmosis inversa o los filtros iónicos.

Otros sistemas fiables son la filtración y la destilación con carbón. Estos purifican el agua dura eliminando de forma segura todos los minerales, sales y otras impurezas. Por lo tanto, obtenemos agua pura que permite a las plantas absorber completamente los nutrientes del suelo. Además, preserva la salud de las raíces.

Productos

A menudo, los métodos mencionados anteriormente hacen que el agua sea demasiado blanda. Ya que 100-150 ppm es el rango ideal que produce cannabis saludable, debemos ajustar el nivel de dureza agregando productos que equilibren el agua. Así que, usando un medidor de TDS, comprueba el número de sólidos disueltos en el agua y ajústalo al valor correcto.

Corregir los problemas de agua para la Marihuana

Desafortunadamente, los cultivadores deben lidiar con varios problemas relacionados con la calidad del agua para la marihuana. A menudo, el problema proviene de una alta concentración de ciertos minerales presentes en el agua del grifo. Afortunadamente, hay maneras fáciles de solucionarlos.

Alta concentración de sodio

Como se ha mencionado, el alto contenido de sodio puede ser perjudicial para el cultivo de cannabis. Pero un suelo extremadamente seco con alta presencia de minerales puede ser incluso peor. Para solventar este problema, alimenta a las plantas con agua filtrada para ayudar a diluir la alta concentración de minerales. Para una solución más duradera, mejora el drenaje del suelo y cambie a usar agua bien equilibrada.

Alto contenido de azufre en el Agua para la Marihuana

El agua para la marihuana que huele a azufre es altamente ácida y puede debilitar fácilmente las plantas. Para asegurarse, use un medidor de pH para confirmar la sospecha, luego agregue cal al suelo para hacerlo menos ácido. Descubre todo sobre el ph y la electroconductividad de la marihuana en este artículo.

Agua Clorada

En la mayoría de los casos, el agua del grifo contiene bastantes cantidades de cloro. Pero cuando la concentración es demasiado alta, esto puede matar muchas bacterias beneficiosas que ayudan a las raíces en la absorción. Además, cuando el sol está demasiado caliente, el cloro puede reaccionar causando la quema de nutrientes.

Para solucionar este problema, utilice filtros de carbón activado o productos químicos que eliminen el cloro. Para algunos cultivadores, dejar el agua durante la noche suele ser la solución. Pero la mejor solución sería invertir en un sistema de ósmosis inversa para obtener el mejor tipo de agua todo el tiempo.

El Agua Correcta Produce Plantas Felices

En resumen, el agua para la marihuana de buena calidad es vital para obtener plantas saludables que produzcan altos rendimientos de capullos potentes. Afortunadamente, aunque sólo tengamos acceso al agua del grifo, hay formas de ajustarla para que sea más adecuada para el cultivo. Para obtener los mejores resultados, invierta en sistemas especiales de agua y equipos de medición de minerales, como un medidor de pH y TDS.

Existen varios tipos de agua para la marihuana

Aplica igualmente estos conocimientos en tu riego de marihuana por goteo.

Ahora que sabemos cómo lograr el mejor tipo de agua para las plantas de marihuana podemos estar seguros de alimentarla con lo mejor. Si empezamos con buenas semillas y proporcionamos las necesidades básicas, el uso de agua bien equilibrada les ayudará aún más a prosperar. Por lo tanto, practica este hábito de riego de manera consistente y disfruta de una cosecha exitosa al final de la temporada de cultivo.

Esto ha sido todo nuestro contenido sobre la mejor agua para la marihuana. Si tienes cualquier tipo de duda, por favor, háznosla llegar en la sección de comentario más abajo. Esperemos que os haya gustado y gracias por leer 🙂

Si te ha gustado este artículo, por qué no lees Mosquito del Mantillo en la Marihuana: Prevención y Tratamiento y Habitación de Cultivo para Cultivar Marihuana: Todo lo que debes de Saber.

Im´henes vía Pexels

Comparte!

¿Te ha gustado "La Mejor Agua para la Marihuana: Descubre Cómo Obtenerla" ?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
(2 votos, promedio: 5,00 de 5)

Suscríbete para recibir ofertas y regalos




Palabras relacionadas:
La Mejor Agua para la Marihuana: Descubre Cómo Obtenerla
La Mejor Agua para la Marihuana: Descubre Cómo Obtenerla Aumenta tu cosecha y la salud de las plantas con la mejor agua para la marihuana. Aprende a diferenciar tipos de agua y a equlibrarla.
https://www.semillas-de-marihuana.com

Artículos relacionados

Comentarios

Aún no hay comentarios para "La Mejor Agua para la Marihuana: Descubre Cómo Obtenerla"

    Deja tu comentario