Blog sobre la Marihuana | Experiencia Natural
Envío + Semilla Gratis a los 30€
Inicio » Cultivo de marihuana » Raíces de la marihuana: Guía y consejos


22.06.19

Raíces de la marihuana: Guía y consejos

Comparte!

Las raíces de la marihuana son la fuente por la que se perciben y distribuyen los nutrientes del Cannabis. Las raíces crean un entramado de conexiones que transfieren el agua, oxígeno y los nutrientes por todo el organismo de la planta. Estos elementos son absorbidos desde el suelo hasta el sistema radicular y a su vez se redistribuyen al resto de la planta. Las raíces tienen un papel muy importante a la hora de realizar la fotosíntesis y crecimiento de la planta. Sin un sistema radicular sano, la planta no podrá crecer de forma adecuada. En este artículo os vamos a dar una serie de consejos para el cuidado de esta parte tan importante de la planta y, de esta forma, sacarle el máximo partido a nuestro cultivo.

Raíces de la marihuana

¿Cómo cuidar las raíces de la marihuana?

La fotosíntesis da comienzo en el Cannabis cuando el agua entra en contacto con las raíces de la planta. El agua, el dióxido de carbono y la energía solar almacenada, trabajan en simbiosis para producir los azúcares necesarios para el Cannabis. Estos azúcares, en combinación con el oxígeno, crea trifosfato de adenosina, un nucleótido fundamental en la obtención de energía celular. La combinación de este elemento con los nutrientes extraídos de las raíces, aseguran el crecimiento sano de la planta. Sin el funcionamiento correcto del sistema radicular ninguna de estas funciones básicas podrías llevarse a cabo y las consecuencias podrían derivar en una planta enferma o incluso prematuramente muerta. De hecho, son muchos los cultivadores que concentran sus cuidados en las raíces de la marihuana durante el crecimiento vegetativo de la misma, para asegurar que la planta está sana y fuerte hasta la cosecha.

La importancia del oxígeno en las raíces de Cannabis

Como anteriormente mencionamos, las raíces absorben el oxígeno durante el proceso de respiración celular, la fotosíntesis del Cannabis. De hecho, sin el oxígeno la planta no podría crear la energía necesaria por las raíces para crecer. Para mantener un flujo de oxígeno adecuado por las raíces de la xtmarihuana, sigue estos consejos:

  • Deja secar el suelo entre riego y riego. Cuando el suelo está saturado de agua, la raiz no puede respirar de forma adecuada. En cuanto se seca, las raíces comienzan a introducir oxígeno en el mismo. Los periodos secos entre riego y riego son esenciales para la absorción de oxígeno.
  • Utiliza un tiesto Flexapot. Este tipo de macetas, además de ser fáciles de lavar y reutilizar, están fabricados de un material poroso que favorece el crecimiento circular de las raíces y aportan más oxígeno al sustrato, lo que impide que las raíces de la marihuana se sobrecalienten.
  • Utiliza sustratos ricos en perlita o vermiculita. Estos elementos ayudan a oxigenar la tierra y establece un flujo dentro del sustrato. Recomendamos el sustrato Worm Delight, que no solo fomenta una tierra más oxigenada, sino que aporta vida microbiana beneficiosa.
  • Usa sustrato de Cannabis que fomente la aparición de hongos, insectos y microbios beneficiosos, o que beneficia que el suelo no sea demasiado compacto y las raíces puedan crecer sin problemas.

Si estás cultivando en un sistema hidropónico, asegúrate de que las raíces de marihuana están siempre sumergidas en el agua. También debes de asegurarte de que las plantas obtienen el oxígeno disuelto necesario.

La temperatura, factor esencial en el desarrollo de las raíces del Cannabis

La temperatura del suelo es fundamental para el desarrollo y funcionamiento de las raíces. Demasiada temperatura puede cocer las raíces y hacer que dejen de funcionar. Por lo contrario, podemos provocar un bloqueo de nutrientes en la marihuana si la temperatura es muy baja. Es por ello que mantener una temperatura estable es fundamental para el desarrollo de las raíces. La actividad del sistema radicular de la marihuana ocurre durante la noche y su actividad es mejor si se encuentran a 24ºC de temperatura. Para asegurarnos de esto, en interior, podremos establecer un flujo de aire mediante un conducto de ventilación que conecte la parte superior del cultivo y otro con la parte inferior, de tal forma que exista un ciclo de aire fresco y saludable.

Si estamos cultivando en exterior, y la temperatura es muy alta, podremos cubrir nuestro cultivo con una capa que impida que la temperatura del sustrato varíe mucho, a la vez que cuidaremos la capa superficial de nuestra tierra de cultivo. Esparcir mantillo sobre la base de las plantas también ayuda a regular la temperatura, aunque debes de tener en cuenta que es necesario dejar un radio de 15 cm aproximadamente alrededor del tallo de cada planta, ya que podría estropearlo.

Un riego adecuado

Las raíces del Cannabis están en constante búsqueda de agua y esto es evidente en su constante movimiento dentro del tiesto. Cuando tus plantas se vuelven grandes, también debe de crecer el radio de regado. Haciendo esto ayudarás a las raíces a desplazarse a los extremos del tiesto, lo que fomenta una buena distribución radicular y una mejor absorción de nutrientes. No obstante, regar demasiado lejos de donde están las raíces, puede crear depósitos de agua que acabarían por provocar la aparición de hongos, podredumbre en las raíces e incluso moho en el Cannabis.

Como mencionamos anteriormente, la tierra debe de estar lo suficientemente seca antes de volver a regar las plantas. Para comprobar si el sustrato es apto para ser regado otra vez, levánta el tiesto con las manos y siente el peso, cuando todavía hay agua se nota peso, cuando ya está casi toda la tierra seca apenas pesa, quédate con la diferencia, es la mejor manera de saber cuando hay que regar. Para más sobre este tema consulta nuestro artículo sobre cómo regar la marihuana.

El espacio. Último factor de relevancia

Las raíces de la marihuana necesitan del espacio suficiente, ya que no paran de crecer en búsqueda de nutrientes, agua y oxígeno. Si cuenta con el espacio insuficiente, un sistema radicular puede llegar a estrangularse a él mismo. Las raíces del Cannabis pueden comenzar a morir o enfermar si no cuentan con el espacio suficiente para su crecimiento, lo que puede acabar por matar a la planta.

Asegúrate de colocar la planta en un tiesto lo suficientemente grande, anticípate al tamaño que tendrá tu planta consultando su ficha de características. De todas formas, si observas que la planta está creciendo mucho para el tiesto que le has puesto, siempre podrás trasplantarla a una maceta de mayor tamaño, añadiendo más sustrato. Si plantamos directamente en exterior, en tierra, es más importante si cabe dejar el espacio suficiente, es decir, no plantarlas en lugares donde puedan haber obstrucciones, ya que será más difícil trasplantarla.

Pero… ¿Cómo observamos si las macetas se nos quedan pequeñas? Un buen método es observar las raíces de la marihuana desde los agujeros de drenaje de la maceta. Si observas que las raíces se cruzan entre los agujeros, entonces es hora de trasplantar la marihuana a una maceta más espaciosa.

Utilizando compost para Cannabis podremos ayudar a que nuestro suelo cuente con más microorganismos beneficiosos, que ayudan a la oxigenación de la tierra y favorecen que las raíces del Cannabis crezcan adecuadamente y absorban y transporten los nutrientes mejor. Un proceso fundamental para marcar la diferencia en el resultado final de nuestra cosecha es el lavado de las raíces de Cannabis, que te explicábamos en el anterior enlace.

Wiki

Comparte!

¿Te ha gustado "Raíces de la marihuana: Guía y consejos" ?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
(6 votos, promedio: 5,00 de 5)

Suscríbete para recibir ofertas y regalos




Palabras relacionadas:
Raíces de marihuana: Guía y consejos
Raíces de marihuana: Guía y consejos Las raíces de la marihuana son una parte esencial para el correcto desarrollo de la planta. Descubre aquí los consejos para que crezcan de forma óptima.
https://www.semillas-de-marihuana.com

Artículos relacionados

Comentarios

Aún no hay comentarios para "Raíces de la marihuana: Guía y consejos"

    Deja tu comentario