Comprar Semillas de Marihuana

(+34) 988 222 327
Laborales: 11 a 14 y 17 a 20

Inicio » Cultivo de Marihuana» Lavar raíces de la marihuana: qué es y por qué es importante


12.06.17

Lavar raíces de la marihuana: qué es y por qué es importante

Comparte!

El lavado de raíces del Cannabis: una técnica sencilla a más no poder que marca la diferencia entre un resultado muy agradable y un ratito no tan placentero. Te contamos como lavar las raíces de la marihuana

Lavar las raíces de la marihuana: una técnica sencilla a más no poder que marca la diferencia entre un resultado muy agradable y un ratito no tan placentero.

¿Qué es el lavado de raíces en la Marihuana?

Técnicamente, consiste en retirar el exceso de nutrientes del sustrato para evitar que las raíces sigan absorbiéndolos y equilibrar aquellas plantas que tienen un excedente de los mismos.

La técnica es muy sencilla. Basta con regar nuestra plantación simplemente con agua, aunque ahora veremos en detalle el proceso.

¿Por qué es importante lavar las raíces de la marihuana?

La maría, igual que cualquier otro ser vivo, necesitará unos valores óptimos de nutrientes. Cuando esos valores son insuficientes, la viabilidad de las plantas se ve comprometida al punto que pueden llegar a morir.

Sin embargo, cuando nos excedemos al proveer a la planta de alimento, lo que estamos haciendo es que simplemente lo absorba de manera preventiva, de cara a utilizar los nutrientes ante un déficit que pudiera surgir más adelante (exactamente igual que hace el cuerpo humano).

Cuando la planta tiene ese exceso de nutrientes residuales en el momento de la cosecha, el producto resultante no será el mejor posible. Por muy buen aspecto que tengan los cogollos recolectados, comprobarás que:

  • Te cuesta encender los canutos, algunas veces incluso chispearán.
  • El sabor es bastante desagradable por el excedente de sales minerales presente en los cogollos.
  • El humo resulta irritante al tragar, dejando un picor en la garganta muy desagradable que en ocasiones provoca una violenta tos.

¿Cómo saber si hay que lavar las raíces?

La nutrición es un proceso progresivo. La planta no tiene las mismas necesidades durante todo su ciclo vital.

Al principio, requiere muy poco alimento. Y, a medida que va creciendo, deberemos ir enriqueciendo su nutrición hasta llegar a un punto álgido que coincide con las últimas semanas de floración (sexta, séptima u octava semana dependiendo de la variedad). Visita nuestro artículo sobre nutrientes básicos NPK para la marihuana.

Llegados a ese punto, hay que estar muy atentos porque los últimos días habrá un descenso en la demanda. Y, si continuamos con el aporte, estaremos estropeando la cosecha después de tanto trabajo.

Si no hacemos caso a las señales que nos envía la planta y continuamos aportando abono, estaremos sobrealimentando.

Estas pistas son fáciles de ver: si nuestra marihuana es de un color verde excesivamente vivo, seguramente esté intentando metabolizar una cantidad innecesaria de sales minerales. visita nuestro artículo sobre carencias y excesos de la planta de marihuana.

¿Cómo se hace un lavado de raíces?

Como decíamos anteriormente, lo que vas a necesitar es aportar mucha agua al sustrato. Para que te hagas una idea, te hará falta el triple de agua de la capacidad del recipiente en el que está la planta. Aunque esto es una aproximación, ya que dependerá en gran medida del programa nutricional de la planta.

Cuando correspondiese abonar, lo que harás será simplemente regar, aunque con un agua limpia, es importante que sea con el PH y el EC correctos.

El agua del grifo sin tratar suele tener una acidez correcta. Pero no está de más hacer una sencilla comprobación utilizando un medidor para cerciorarnos de que está entre el 6 y, máximo, el 6,5.

También es importante controlar que el nivel de EC (electro conductividad) sea lo más bajo posible. Un valor adecuado es 0.0, en caso de que no puedas conseguir estos valores de PH y EC  con tu agua, es recomendable utilizar un producto limpiador con enzimas.

Este producto también está recomendado para no tener que utilizar tanta agua, la cual puede provocar un shock a la planta, del que tardará en recuperar varios días. Si no quieres tener riesgo de este shock es mejor utilizar siempre el producto y regar con el la cantidad normal de agua, esto es hasta que el agua empape toda la tierra y comience a salir por la parte de abajo del tiesto.

Puedes llevar tu maceta a la bañera porque vas a necesitar bastante agua. Riega hasta que el sustrato no absorba más y espera a que filtre el excedente repitiendo el proceso las veces necesarias.

Mientras riegas tienes que controlar el drenaje. Los últimos litros verás que salen prácticamente transparentes. Esa es la mejor señal de que el lavado de raíces se ha completado.

Si quieres comprobarlo de un modo más científico y preciso, lo que puedes hacer es utilizar un medidor de EC con una muestra del agua drenada. Si la medición te devuelve valores bajos de EC (menos de 0.5), puedes estar seguro: el lavado de raíz ha funcionado.

Lo que perseguimos con este riego es, como decíamos, eliminar los nutrientes excesivos del sustrato.

Gracias a eso, la planta se verá forzada a utilizar sus reservas para equilibrar sus niveles internos con los del sustrato. Con lo que, lógicamente, hará descender sus niveles y evitaremos que pasen a las flores cantidades innecesarias de sales y partículas nocivas.

¿Cuántas veces debo lavar las raíces?

En principio, evita hacerlo siempre que las plantas tengan un aspecto saludable y no tengan verdes excesivamente subidos.

Te recomendaríamos que no las laves durante el proceso de crecimiento. Ten en cuenta que si limitas los nutrientes en esta fase tan crítica, el tamaño de la planta se verá afectado.

Una vez en plena floración, es mucho más apropiado hacer un lavado de raíces, especialmente en los últimos 15 días justo antes de la recolección.

Siempre ten en cuenta que es mejor utilizar un producto específico limpiador, que utilizar tantos litros de agua, que pueden provocar un shock a la planta y además encharcarán el sustrato durante mucho más tiempo.

Al fin y al cabo, es el momento en el que estaremos más cerca del consumo y, ya hemos dicho, no queremos que demasiados nutrientes nos arruinen la experiencia.

Visita nuestro artículo sobre cómo saber si el agua que utilizas es buena para la marihuana.

Comparte!

Palabras relacionadas: ,
Lavar raíces de la marihuana: qué es y por qué es importante
Lavar raíces de la marihuana: qué es y por qué es importante El lavado de raíces del Cannabis: una técnica sencilla a más no poder que marca la diferencia entre un resultado muy agradable y un ratito no tan placentero. Te contamos como lavar las raíces de la marihuana Lavar las raíces
semillas-de-marihuana.com

Artículos relacionados

Comentarios

Aún no hay comentarios para "Lavar raíces de la marihuana: qué es y por qué es importante"

    Deja tu comentario