Blog sobre la Marihuana | Experiencia Natural
Envío + Semilla Gratis a los 30€
Inicio » Cultivo de marihuana » Plántulas de Marihuana: Guía Completa para su Cuidado


25.03.20

Plántulas de Marihuana: Guía Completa para su Cuidado

Comparte!

Mantener la marihuana feliz y saludable depende de los cuidados que hagas a la planta durante todo su ciclo de vida. Esto es especialmente importante en las etapas más jóvenes, cuando las condiciones de vida son más complicadas. Cuando la marihuana se encuentra en esta etapa, la plantas recibe el nombre de plántulas o plantas de semillero.

En el artículo de hoy explicaremos en qué consisten las plántulas de marihuana y analizaremos las diferentes formas que existen de protegerlas. Todo con el objetivo de cuidar a tus plantas de Cannabis en esos momentos tan complicados que son los primeros momentos de su crecimiento. Buenas plántulas darán lugar a cosechas de Cannabis excelentes.

¿Qué son las Plántulas?

Las plántulas son el primer estado de la vida de la marihuana

La plántula es el primer estado del ciclo de vida de la marihuana y se producen cuando la marihuana sale de la semilla después de ser expuesta a luz y humedad. Se trata de una fase que da paso al crecimiento vegetativo y que tiene una duración aproximada de 2 a 3 semanas.

Cuando la marihuana brota, las uniones de la pared de la semilla se rompen y permiten que salga el primer brote con las 2 primeras hojas de la marihuana, los cotiledones. Este brote crecerá muy rápidamente tanto hacia abajo, con las raíces, como el tallo que crecerá para sostener los pesados frutos de la marihuana: los cogollos.

Estas 2 primeras hojas marcan el comienzo del crecimiento de la planta. No obstante estas hojas son falsas, es decir, no son las hojas que tu planta de marihuana mostrará. Estas hojas contienen energía para la planta, una pequeña dosis de calorías que se encuentra en cada semilla. La reserva de energía sirve a la plántula de marihuana para dar sus primeros pasos.

Después de estas 2 primeras hojas aparecerán en la plántula otras 2 hojas que ya muestran los lóbulos típicos de la hoja de Cannabis. Tan pronto siga creciendo la planta, aparecerá mayor número de hojas acompañadas de mayor número de lóbulos. Hasta llegar a los 7 lóbulos que ya son las hojas de marihuana reconocible.

Mantener a tus plantas saludables durante su estado de plántulas hará que pasen un crecimiento vegetativo óptimo. Proteger las plántulas de marihuana es invertir en el futuro de tu cosecha. A continuación, voy a mostrarte qué tipos de cuidados necesitan las plántulas de Cannabis para que den lugar a ejemplares de plantas sanos y fuertes.

¿Qué Cuidados Necesitan las Plántulas de Marihuana?

Además de proteger tus plántulas del ojo de las autoridades, deberás de protegerlas del medio, que suele ser algo hostil para plantas jóvenes. Lo mejor, es mantener las plántulas en un sitio protegido, es decir, un sitio en interiores. Además, es preciso que las plántulas cuenten con un recubrimiento de plástico o una burbuja transparente.

Cubre las Plántulas

En caso de la plántula en exterior, las plántulas necesitan de un recubrimiento para contrarrestar cambios de temperatura y evitar que los insectos proliferen en la zona. Las plántulas son débiles y precisan de un extra de control de plagas e insectos.

No tienen sistema inmunitario desarrollado, por lo que son especialmente susceptibles de insectos perjudiciales. Además, son baratas y fáciles de hacer.

Para ello, simplemente corta una botella de plástico transparente por la mitad, recicla la mitad superior y quédate con la mitad inferior. Corta unas pequeñas ranuras alrededor de los brotes de esta mitad y coloca la botella sobre la plántula de marihuana. De forma que la cubra totalmente. En el caso de bajada de temperaturas, esta será su salvación.

Humedad y Luz

Pero además del aislamiento, las plántulas necesitan otros elementos importantes: agua y luz. Debes mantener constantemente la tierra y las plántulas húmedas. Para ello, puedes utilizar un spray con agua y aplicarlo con delicadeza cuando tus plántulas estén secas. Aunque ten en cuenta que solo podrás rociarlas con agua cuando la luz no incida de forma directa, es decir a última hora de la noche o primera hora de la mañana. Ten en cuenta que la plántula no tiene raíces firmes que le den nutrientes, por lo que esta será la única forma en la que los recibirá.

Igual de importante es que reciba la luz adecuada. Si cultivas en exterior y vives en una zona norte, puedes tener el problema de que en primavera tengas días cortos de sol. Cuando esto sucede la plántula se estira más en busca de luz, desarrollando una estructura poco idónea para el crecimiento, ya que luego, ese tallo fino, no será capaz de sujetar el peso del Cannabis.

La solución en este caso es comenzar a germinar tus semillas de marihuana dentro de un armario. Las tendremos en esta estancia hasta puedan ser trasplantadas, asegurándonos de que la plántula recibe la luz y la humedad relativa. Una bombilla CFL barata para esta etapa, es más que suficiente, manteniendo una temperatura de 20 a 25ºC y una humedad idealmente superior al 70%.

Exceso de Riego en las Plántulas de Cannabis

Para regar las plantas jóvenes, lo mejor es hacerlo con precaución.

Uno de los problemas más comunes durante el estado de plántula de la marihuana es aportar un exceso de agua. Al sobre-regar la planta, el oxígeno no penetra adecuadamente en las raíces y verás síntomas como hojas caídas. Esto puede ser remendado, pero no es la mejor forma de comenzar con un cultivo de marihuana sano y abundante.

Alguno de los motivos que puede desencadenar el sobre-riego son:

El Tamaño del tiesto

Las plántulas absorben menos agua que la marihuana adulta. Por ello, si tienes la planta de semillero en un tiesto muy grande y tratas de regar tanto como pueda contener el tiesto para marihuana, las raíces de la plántula estarán totalmente sobresaturadas impidiendo que absorban correctamente el agua.

Para evitar esta situación, lo mejor que se puede hacer es utilizar tiestos pequeños adaptadas a las plántulas. Una vez que hayan crecido bastante, tendremos que trasplantarlas a un recipiente de mayor tamaño. De esta forma, el límite de riego lo establece la tiesto y no correremos el riesgo de excedernos.

Con la suficiente antelación, podrás montar un cultivo continuo de marihuana con tiestos y luces adaptadas a cada parte del ciclo de vida de la planta. Lo que sí es cierto, es que hay que ser cuidadosos con los trasplantes. Las raíces crecen más cuando están en un contenedor durante más tiempo.

Por otro lado, tampoco es convenientes mantener a la plántula en tiestos o recipientes demasiado pequeños. Las raíces comenzarán a enredarse y esto impedirá que se desarrollen correctamente, con el espacio que necesitan. Pero además, estaremos dificultando el drenaje del agua. Otro punto fundamental en las plántulas

El Drenaje en las Plántulas

Si el tiesto de las plántulas no tiene un sistema de drenaje eficiente, esto es agujeros que permitan que el exceso de agua se vaya, el agua almacenada creará un problema en las plantas de semillero. Los suelos a base de arcilla, por ejemplo, retienen mucho el agua, por lo que es aconsejable huir de este tipo de sustrato.

Un tiesto del tamaño adecuado para las plántulas de marihuana reducirá la cantidad de sustrato, lo que ayudará a evacuar el agua sobrante. Si ves que todavía el drenaje no es óptimo, utilizar perlita en suelo, ayudará a que las raíces respire, con mayor oxígeno, el suelo será capaz de drenar el agua de forma adecuada.

Nutrientes para las Plántulas de Marihuana

Para cuidar de las plántulas, es fundamental regular temperatura y humedad.

Las plántulas se alimentan a base de luz y agua, es decir, cualquier tipo de nutriente extra no es necesario en esta etapa. De hecho, el exceso de nutrientes en la planta de semillero desencadena toxicidad y quema de nutrientes, lo que produce que las primeras hojas de las plantas se quemen y adquieran un color muy oscuro.

La toxicidad del suelo se puede producir por un suelo con mucha temperatura o por un suelo muy rico en nutrientes. Siempre y cuando riegues a las plántulas lo que necesitan, no necesitarás nutrientes extra. Esto, acompañado de una tierra inicial de calidad, supone no preocuparse de nada más que de regular temperatura, humedad y riego de las plántulas.

Durante las 2 primeras semanas, las plántulas centran su energía en el desarrollo de raíces, por lo que sí que puedes agregar un estimulador del sistema radicular adaptado a las plántulas. Mantén el pH del suelo estable, en 6.5 puntos, ya que facilitará que las pequeñas raíces obtengan los nutrientes de un suelo de calidad.

A partir de la tercera semana, podemos comenzar a regar moderadamente con fertilizantes. El humus de lombriz es el abono más adecuado para la plántula. También el nitrógeno es adecuado, ya que acelera el crecimiento vigoroso de la planta y esencial para que la planta pase a la fase de crecimiento vegetativo.

Temperatura y Luz en las Plántulas de Cannabis

La temperatura óptima para las plántulas es de 22 a 25ºC. Si observas que la temperatura es mayor, trata de alejar las luces, ya verás como la temperatura baja 1 o 2 grados. Si la plántula experimenta mucho calor, las hojas comenzarás a curvarse hacia arriba en forma de canoa.

Luz en Interiores

En cuanto a la luz de las plántulas, si están en interior, lo mejor es colocarlas bajo CFL de bajo consumo o fluorescentes. Son luces que consumen poca energía y no emiten mucho calor, lo que permite que estén colocadas relativamente cerca de las plántulas de marihuana y ahorremos espacio.

El fotoperiodo debe ser de 18 horas de luz y 6 de oscuridad. Si estás utilizando HPS recuerda mantenerlos lo suficientemente alejados como para que la temperatura del cultivo no ascienda de los 25ºC.

Luz en Exteriores

Si estás germinando al aire libre el procedimiento es diferente. La luz solar es genial para las plántulas. No tengas miedo de darles demasiada luz, ya que normalmente no suele ser suficiente. Eso sí, asegúrate de que el suelo de la plántula permanece húmedo en todo momento para que no se seque la plántula de marihuana.

Aviso: Los primeros días no puede darle la luz directa del sol del mediodía. El sol debe darle de mañana hasta las 12:00 de la mañana, luego la retiras y la vuelves a poner al sol las 16:00 horas. De esta forma, garantizamos que la luz de mediodía no quema nuestras plántulas.

Nunca excedas el límite de 18 horas de luz seguida, las plántulas tienen un punto de saturación de luz, lo que significa que han estado expuestas durante un periodo seguido demasiado largo a luz. Ten esto cuenta a la hora de dar luz a las plántulas.

Espigación ¿Por Qué mis Plántulas se Estiran?

Las plántulas de marihuana pueden estirarse demasiado si no reciben suficiente luz

Las plántulas de marihuana crecen demasiado a lo alto por factores ambientales, por el fenotipo. Principalmente, cuando la plántula no recibe la suficiente luz tiene a estirarse en un intento de alcanzar más iluminación, lo que se conoce como espigación. Esto es un mal comienzo, ya que una planta demasiado alta cederá ante el peso de sus frutos, pero tiene solución.

Una solución que utilizan muchos growers es enterrar una parte del tallo de tal forma que comience a desarrollar raíces en la zona en la que antes era tallo. También es importante, en el caso de que sea en interiores, acercar las luces a las plantas. Hay quien incluso opta por doblar el tallo hacia adelante y hacia atrás para obligar al tallo a reconstruirse.

Una vez que la plántula de marihuana esté lo suficientemente desarrollada, deberás de comenzar a pensar en su crecimiento vegetativo, floración y cosecha. Pero esto ya pertenece a otro post distinto ;).

Esto ha sido todo nuestro post sobre plántulas de Cannabis, esperemos que os haya servido para entender su funcionamiento. Cualquier duda que tengáis, podéis hacérnosla llegar a través de la sección de comentario en la parte de abajo del post.

Si os ha gustado este artículo, te aconsejo que leas 20 Trucos para Resolver Deficiencias de Nutrientes en la Marihuana y ¿Puedo contagiarme de coronavirus al recibir un pedido en casa?

Imágenes vía Leafly

Comparte!

¿Te ha gustado "Plántulas de Marihuana: Guía Completa para su Cuidado" ?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
(5 votos, promedio: 4,80 de 5)

Suscríbete para recibir ofertas y regalos




Palabras relacionadas:
Plántulas de Marihuana: Guía Completa 2020 para su Ciudado
Plántulas de Marihuana: Guía Completa 2020 para su Ciudado Desubre en qué consisten las plántulas del Cannabis en esta completa guía donde te ofrecemos sus característicaas y cuidados importantes.
https://www.semillas-de-marihuana.com

Artículos relacionados

Comentarios

Un comentario para "Plántulas de Marihuana: Guía Completa para su Cuidado"

  • El 08.05.2020 , Dudoso ha comentado:

    Holaaaa!! Muchas gracias por todo, me ha servido muchísimo. Tengo a tres plántulas de autos en jiffys de 33mm desde hace 3 días y me he preocupado por el tamaño del jiffy (no pensé que fuera tan pequeño), no sé si meter ya el jiffy en la maceta final. Las tengo en una habitación con bastante luz y el plan es hacerlo todo “exterior” al lado de la ventana. Además cada una tiene un tamaño diferente, van cada uno a su rollo jajajajajaj

Deja tu comentario