Blog sobre la Marihuana | Experiencia Natural
Envío + Semilla Gratis a los 30€
Inicio » Cultivo de marihuana » Cultivar Marihuana en Interior: La Guía Completa del Indoor


22.04.20

Cultivar Marihuana en Interior: La Guía Completa del Indoor

Comparte!

Si has llegado hasta aquí, seguramente estás interesado en cultivar tus propias semillas de marihuana por primera vez! Pero antes de que te pongas a trabajar, debes entender que cultivar marihuana en interior presenta un conjunto único de desafíos para el nuevo cultivador, y el volumen de información disponible sobre el tema puede ser abrumador.

Nuestra guía sobre cómo cultivar marihuana en interior es clara y fácil de digerir. Creemos que con toda la información que encontrarás en este artículo, no necesitarás más para comenzar a cultivar marihuana en interior con el menor esfuerzo. Toma nota de todos los consejos!

Beneficios de Cultivar Marihuana en Interior

cultivar marihuana en interior lo pueden hacer novatos y expertos.

Por si todavía no estás del todo convencido sobre tu cultivo de marihuana en interior, a continuación te damos las razones que damos en Experiencia Natural Grow Shop cuando un cliente nos pregunta si le merece la pena un cultivo indoor. Como avance, casi todo son ventajas:

Marihuana de alta calidad: Aunque cultivar marihuana en interior requiere mayores recursos que en el exterior, puedes controlar cada aspecto de tu entorno y lo que pones en tu planta, tanto agua como nutrientes, por lo que cultivar indoor te permitirá configurar tu cultivo al tipo de variedad que estés cultivando.

Adaptabilidad: ¿Vives en un apartamento o en una casa pequeña? No hay problema para cultivar marihuana. Puedes cultivar Cannabis prácticamente en cualquier lugar, incluso gente que no tiene un patio trasero o mucho espacio extra. Para ello existen los armarios de cultivo y la iluminación, para no depender del exterior para cultivar.

Múltiples cosechas: A diferencia del cultivo al aire libre de carácter anual, al cultivar en interior no estás atado al sol y a las estaciones. Puedes dejar que tus plantas crezcan tanto como quieras, inducir su floración, cosecharlas y luego comenzar con otra tanda de planta de inmediato. Puedes cultivar cuando quieras, incluso directamente en invierno.

Privacidad y seguridad: Incluso en los países donde es legal cultivar marihuana en interior es posible que los growers quieran ocultar su cosecha de los vecinos inoportunos y especialmente de los posibles ladrones. El cultivo en interiores le permite obtener marihuana discretamente detrás de una puerta cerrada con toda la seguridad que quieras implementar.

Primeros Pasos para Cultivar Marihuana en Interior

El primer paso para comenzar con tu cultivo de marihuana en interior es crear un espacio adecuado para ello. Este espacio ni siquiera necesita ser una habitación completa, puede ser un armario, una tienda de campaña, una habitación pequeña de invitados o un rincón en un sótano sin terminar.

cultivar marihuana en interior requiere de unos cuantos elementos para recrear las condiciones de la marihuana en la naturaleza

Comienza con Poco Tamaño

Sólo ten en cuenta que tendrás que adaptar tu equipo y plantas para que encajen en el espacio. Además, durante tus primeros cultivos en interior de Cannabis es mejor empezar poco a poco. Es preferible comenzar de forma paulatina y sin apresurarse por varios motivos, entre ellos:

  • Cuanto más pequeño sea el cultivo, menos costoso es establecerlo.
  • Es mucho más fácil controlar el crecimiento unas pocas plantas que un gran número.
  • Tus errores como cultivador novato serán menos costosos.

Recuerda que la mayoría de cultivadores de cannabis novatos experimentarán problemas habituales por no haber cultivado nunca y no es extraño que pierdan alguna planta por plagas o enfermedades. Un cultivo fallido de dos plantas no te hará perder tanto dinero como un cultivo de 24 plantas totalmente arruinado.

Ten en Cuenta el Crecimiento de tus Plantas en Interior

Al cultivar marihuana en interior por primera vez, tendrás que tener en cuenta no sólo la cantidad de espacio que necesitarán tus plantas, sino también lo que ocuparán las luces, conductos, ventiladores y otros equipos necesarios para cultivar marihuana en interior con éxito.

También tendrás que dejar suficiente espacio para que puedas trabajar en ellas. Esto es, que puedas entrar en el armario o habitación de cultivo y observar las plantas de cerca, regarlas… Las plantas de Marihuana, además, pueden doblar su tamaño en las primeras etapas de floración, así que asegúrate de tener el espacio adecuado para ello.

Si tu cuarto de cultivo es una tienda o un armario, puedes simplemente abrirlo y sacar las plantas para trabajar en ellas; de lo contrario, tendrás que asegurarte de que dejas algo de espacio para poder entrar en el espacio. Siempre es más recomendable entrar tú en el espacio de cultivo que andar moviendo las plantas, aunque se puede hacer perfectamente.

Limpieza al Cultivar Marihuana en Interior

Asegúrate de que tu espacio para cultivar marihuana en interior se desinfecta fácilmente. La limpieza es importante cuando se cultiva en interiores, por lo que las superficies fáciles de limpiar son imprescindibles. Las alfombras, cortinas y maderas en general son difíciles de limpiar, así que evita estos materiales porosos si es posible.

Pero si la limpieza es importante cuando vamos a comenzar a cultivar marihuana en interior, también lo es evitar cualquier fuga de luz que pueda llegar al cultivo. El espacio de cultivo tiene que ser lo más estanco posible y que respete los fotoperiodos de luz de la planta. De lo contrario, si una planta recibe más luz de lo normal, puede desarrollar hermafroditismo durante la floración.

Otros Factores Importantes en el Comienzo del Cultivo Indoor

Además de los anteriormente mencionados, existen otros factores para cultivar marihuana en interior que el cultivador novato deberá de tener en cuenta en todo momento para tener éxito desde el comienzo:

Control y monitoreo constante del cultivo: necesitarás tener un control de tus plantas que sea real y con datos fiables. Revisarlas todos los días es importante, y en el caso de los principiantes será mejor revisarlas varias veces al día hasta que conozcan mejor la planta y observen cómo transita de una etapa de ciclo de vida a otro.

La temperatura y la humedad: Si tu espacio de cultivo es excesivamente cálido o muy húmedo, tendrás problemas para controlar tu entorno de cultivo y pueden aparecer elementos adversos como plagas o enfermedades. Es muy recomendable elegir un área fresca y seca con fácil acceso al aire fresco del exterior.

Discreción:Como antes indicamos, pese a que hay muchos países donde cultivar marihuana en interior es legal y algo normal en la sociedad. Por desgracia, en la mayoría de países el marco legal de esta práctica es todavía no está reconocido por los gobiernos, así que intenta que tanto ventiladores como extractor, estén en una zona que no emita mucho ruido. También se necesita una buena extracción para evitar olores.

¿Mucha información de golpe? No te preocupes, a continuación vamos a ir desgranando cada uno de los factores de cultivar marihuana en interior.

Elige la Luz para tu Cultivo de Interior

Si quieres adquirir LED para el cultivo de marihuana lo mejor es iniciarse con varios focos de 100W.

La calidad de la luz a la hora de cultivar marihuana en interior será el factor ambiental número uno en la calidad y cantidad de tu rendimiento. Así que es una buena idea elegir la mejor configuración de iluminación que puedas permitirte. A continuación, te ofrecemos un resumen de los tipos de iluminación más populares de cultivo de cannabis utilizados para cultivar marihuana en interiores:

Luces de HID

Las luces HID hasta hace poco eran el estándar de la industria, ampliamente utilizadas por su combinación de rendimiento, eficiencia y precio. Cuestan un poco más que las lámparas incandescentes o fluorescentes, pero producen mucha más luz por unidad de electricidad utilizada.

Por el contrario, no son tan eficientes como la iluminación LED, pero cuestan tan poco como una décima parte de lo que cuestan las unidades comparables.Los dos tipos principales de lámparas de HID que se utilizan para el cultivo son:

  • El halogenuro metálico, que produce una luz de color blanco azulado y se utiliza generalmente durante el crecimiento vegetativo.
  • Sodio de alta presión (HPS), que producen una luz que está más en el extremo rojo-naranja del espectro y se utilizan durante la etapa de floración.

Además de las bombillas, las instalaciones de iluminación de HID para cultivar marihuana en interior requieren de un balastro y un reflector para cada luz. Algunos balastros están diseñados para ser usados con lámparas de halogenuros o HPS, mientras que muchos diseños más novedosos funcionan con ambos tipos de luces. Los más recomendados son los balastros electrónicos.

Si no puede permitirse el lujo de utilizar lámparas LED o LEC, empieza con la iluminación HPS para cultivar marihuana en interior, ya que proporciona bastante luz por vatio. Los balastos, además, son bastante económicos y no tendrás que hacer un desembolso tan grande. Eso sí, esta iluminación es menos eficiente y calientan más el ambiente.

A menos que tengas pensado cultivar marihuana en interior en un espacio grande y abierto con mucha ventilación, necesitarás disipar el calor que producirán este tipo de lámparas. Esto requiere de conductos y extractores de aire, lo que aumentará tu costo inicial pero hará que controlar la temperatura en tu cuarto de cultivo sea mucho más fácil.

Luces Fluorescentes

Las bombillas de luz fluorescente son muy populares entre los pequeños growers por varias razones. Principalmente porque tienden a ser más baratas. Además, no requieren de un sistema disipador del calor ya que no generan la cantidad de calor que las bombillas HID tradicionales.

El principal inconveniente es que las luces fluorescentes son menos eficientes, generando alrededor de 20-30% menos de luz por cada vatio de electricidad utilizado. Es por ello que es un tipo de iluminación que se suele utilizar para cultivar marihuana en interior durante la germinación y crecimiento vegetativo, aunque también hay fluorescentes de bajo consumo para floración.

Las luces LED para Cultivar Marihuana en Interior

La tecnología de iluminación de diodos emisores de luz (LED) existe desde hace bastante tiempo, aunque ha sido durante la última década cuando ha sido adaptada para crear aparatos de luz súper eficientes para el cultivo en interiores. El principal inconveniente de las luces de cultivo LED es que es un poco más caro que otro tipo de luz.

Las instalaciones bien diseñadas pueden costar 10 veces más que una instalación HID comparable. Los principales beneficio de los LEDs es que duran mucho más, gastan mucho menos, generan menos calor y los mejores modelos generan un espectro completo de luz, lo que significa una misma bombilla para todo el proceso de cultivar marihuana en interior.

Extracción y Ventilación para Cultivar Marihuana en Interior

cultivar marihuana en interior es sencillo si sabes cómo.

Las plantas necesitan aire fresco para crecer y el dióxido de carbono, que es esencial para el proceso de la fotosíntesis. Esto significa que necesitarán una corriente constante de aire que fluya a través del cuarto de cultivo.

Esto se logra fácilmente por medio de un ventilador de escape colocado cerca de la parte superior de la habitación para eliminar el aire más caliente, y una entrada de aire filtrado en el lado opuesto cerca del suelo, lo que se conoce como extracción.

Asegúrate de que las temperaturas se mantengan dentro de un rango de entre 25 y 27ºC cuando las luces están encendidas y entre 19ºC y 25ºC cuando están apagadas. Algunas variedades de marihuana. Generalmente las variedades Índicas, prefieren temperaturas más frías, mientras que las Sativas son más tolerantes a temperaturas altas.

El tamaño del extractor dependerá del tamaño de tu espacio de cultivo y la cantidad de calor generado por su sistema de iluminación. Los sistemas HID emiten una tonelada de calor, especialmente si no están montados en campanas refrigeradas por aire. En esta guía sobre cómo calcular tu extracción encontrarás toda la información.

Por último, es fundamental mantener una buena ventilación al cultivar marihuana en interior, ya que esto fortalece los tallos de tus plantas y crea un ambiente menos propicio para el moho y plagas. Un ventilador montado en la pared del cultivo funciona de perlas para este propósito, sólo que no lo direcciones directamente a tus plantas, porque eso puede causar quemaduras de viento y que la resina se volatilice.

Control Climático

Una vez que hayas escogido luces, extracción y ventilación para cultivar marihuana en interior, será conveniente automatizar las funciones y tener un control climático. Tus mejores aliados aquí serán un termohigrómetro y un temporizador de luz para ajustar los fotoperiodos de luz.

El fotoperiodo, el tiempo de luz/oscuridad es muy importante al cultivar marihuana en interior. Por lo general, tendrás un fotoperiodo de 18 horas de luz y 6 de oscuridad durante el crecimiento vegetativo, mientras que cuando induzcas la floración tendrás que cambiar el fotoperiodo a 12 horas de luz y 12 horas de oscuridad.

Necesitas que tus luces se enciendan y apaguen a las mismas horas todos los días o te arriesgas a estresar sus plantas, por lo que un temporizador es esencial. También puedes usar un temporizador para el extractor, pero gastar ese dinero extra en un interruptor de termostato es una opción mucho mejor.

Escoge Medio de Cultivo

Para hacer suelo nutritivo para la marihuana necesitas sustrato y restos orgánicos.

El suelo es el medio más tradicional para el cultivar marihuana en interior y el más sencillos, lo que lo convierte en una buena opción para los más novatos. Cualquier tierra para macetas de alta calidad funcionará. Para ello, visita nuestra selección de sustratos de marihuana.

Una estupenda opción para los principiantes es la tierra orgánica pre-fertilizada o super-soil, con el que puedes cultivar plantas de cannabis de principio a fin sin ningún tipo de nutrientes añadido, si se utiliza correctamente. Esto se puede hacer uno mismo siguiendo los consejos de la guía de cómo hacer super-soil.

Los cultivadores de interiores recurren cada vez más a formas de cultivar marihuana en interior hidropónicos. Este método suministra la alimentación a las plantas con soluciones concentradas de nutrientes y sales minerales que son absorbidas directamente en el agua por las raíces a través del proceso de ósmosis.

La técnica de hidroponía conduce a un crecimiento más rápido y a mayores producciones, pero también requiere una mayor organización, ya que las plantas reaccionan más rápidamente a la sobrealimentación o la subalimentación y son más susceptibles al bloqueo y la quema de nutrientes.

Selecciona Tiestos para Cultivar Marihuana en interior

El tipo de recipiente que utilices dependerá del medio, el sistema y el tamaño de tus plantas. Un sistema hidropónico puede utilizar macetas pequeños de red llenas de guijarros de arcilla o simplemente lana de roca para cultivar muchas plantas pequeñas, mientras que un cultivo en tierra necesita macetas de 27 litros.

Las opciones más económicas incluyen tiestos más rudimentarios, mientras que algunos optan por gastar más en “macetas inteligentes”, contenedores diseñados para mejorar el flujo de aire hacia la zona de la raíz de la planta, como el flexapot, el sistema que se adapta a tus plantas.

El drenaje también es clave, ya que las plantas de cannabis son muy sensibles al exceso de agua. Pero los tiestos que encontrarás en Experiencia Natural cuentan con el drenaje adecuado para que la planta elimine el exceso de agua sin problemas.

Nutrientes para Cultivar Marihuana en Interior

Cultivar marihuana en interior con excelentes resultados requiere más fertilizantes o nutrientes que la mayoría de los cultivos comunes, ya que la planta necesita que le aportes todo lo que encontraría en su medio natural. Tu planta necesita los siguientes nutrientes primarios:

Además, estos micronutrientes también son necesarios, aunque en cantidades mucho menores:

Si no utilizas una mezcla de tierra orgánica pre-fertilizada, tendrás que alimentar a tus plantas al menos una vez a la semana utilizando una solución nutritiva apropiada. Estos nutrientes se venden en forma de líquido concentrado o polvo destinado a ser mezclado con agua, y generalmente formulado para el crecimiento vegetativo o floración.

Es importante tener un medidor de pH para poder comprobar el nivel de pH del agua cuando se mezclan los nutrientes. El cannabis prefiere un pH entre 6 y 7 en el suelo, y entre 5,5 y 6,5 en el medio hidropónico. Dejar que el pH se salga de este rango puede provocar el bloqueo de nutrientes, lo que significa que las plantas no pueden absorber alimento.

Regar la Marihuana en el Cultivo de Interior

La mayoría de la gente no se lo pensará dos veces antes de usar ingentes cantidades de agua al cultivar marihuana en interior. Si puedes beberla, no puede ser mala para las plantas ¿verdad? Bueno, puede que no sea un problema, siempre y cuando no riegues a las plantas en exceso, uno de los problemas más habituales al cultivar marihuana en interior por primera vez.

Algunas aguas contienen mucha cal y poseen una gran cantidad de minerales disueltos que pueden acumularse en la zona de la raíz y afectar la absorción de nutrientes, o puede contener hongos u otros patógenos que no son dañinos para las personas pero que pueden producir enfermedades en el sistema radicular. Utilizar agua osmotizada filtrada es la solución más eficaz para este problema.

Lo más importante que hay que recordar del riego al cultivar marihuana en interior es que no se debe regar en exceso. Las plantas de cannabis son muy susceptibles a las enfermedades de las raíces de hongos cuando las condiciones son demasiado húmedas, y el riego excesivo es uno de los principales desencadenantes.

La frecuencia con la que riegas tus plantas dependerá del medio utilizado, el tamaño de las plantas y la temperatura ambiente. Algunas personas esperarán hasta que las hojas inferiores de la planta empiezan a caer ligeramente antes de regar, otras esperan a que la tierra esté seca. La frecuencia puede variar de 3 días a 1 semana de espacio entre riegos.

A medida que ganes experiencia y conocimiento, modificarás tu cuarto de cultivo y el equipo para que se ajusten mejor a tu entorno particular, a las técnicas de cultivo y a las cepas específicas que cultives, pero este contenido te dará una base sólida de conocimientos para empezar con buen pie al cultivar marihuana en interior.

Y recuerda, cultivar marihuana es una labor de amor, así que pasa mucho tiempo con tus plantas y pásalo bien!

Si te ha gustado este artículo te recomendamos que leas ¿Cómo Afecta la Marihuana a los Sueños? Descúbrelo Todo y Proteger la Marihuana de la Lluvia: Mantén tu Cannabis Seco.

Imágenes vía Pexels

Comparte!

¿Te ha gustado "Cultivar Marihuana en Interior: La Guía Completa del Indoor" ?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
(6 votos, promedio: 3,67 de 5)

Suscríbete para recibir ofertas y regalos




Palabras relacionadas:
Cultivar Marihuana en Interior: La Guía Completa del Indoor
Cultivar Marihuana en Interior: La Guía Completa del Indoor Descubre cómo cultivar marihuana en interior con esta guía definitiva con ejemplos y toda la información necesaria para dominar el cultivo indoor
https://www.semillas-de-marihuana.com

Artículos relacionados

Comentarios

6 comentarios para "Cultivar Marihuana en Interior: La Guía Completa del Indoor"

  • El 16.07.2020 , Ezequiel ha comentado:

    Mi primer cultivo, ya tienen un mes y 3 semanas pero tienen 16cm aproximadamente, Creo que son muy enanas y tengo miedo que empiecen a florerecer en estos Dias…. Tengo alguna solucion para atrasar la floracion y que crezcan un Poco mas? (Hasta hora se alimentaron con una bombita de 40w las 24 hs)

  • El 01.09.2020 , Chemari ha comentado:

    Hola, yo quiero sembrar en interior y quiero saber si cuando están las semillas recién enterradas es necesario oscuridad o luz, que tipo de luz y cuantas horas

    • El 01.09.2020 , Natural ha comentado:

      Muchas gracias por comentar Chemari,

      Una vez que entierras las semillas ya debes encender los focos para dar luz, esto es así porque la planta agradece el calor de los focos y tiene menos dudas acerca de tirar hacia un lado u otro. Al tener el foco encima dando calor ella ya sabe mejor donde está la parte de arriba de la tierra y consecuentemente saldrá mucho antes a la luz.

      Saludos cannábicos.

  • El 23.09.2020 , Mariano ha comentado:

    Hola, estoy Armando mi indoor. Soy nuevo en el autocultivo. El mismo tiene 1,80x60x43, mi luz es LED de 200w tipo COB full espectrum con disipador y cooler incorporado. Que tamaña de cooler debería colocar 4 o 6 pulgadas? Gracias!

Deja tu comentario