Blog sobre la Marihuana | Experiencia Natural
Envío + Semilla Gratis a los 30€
Inicio » Cultivo de marihuana » Co2 para la marihuana: Aumenta tu cosecha con co2


24.08.19

Co2 para la marihuana: Aumenta tu cosecha con co2

Comparte!

En este artículo vamos a contaros la importancia con la que cuenta el Co2 para la marihuana. Junto a muchos otros factores, como la luz, la temperatura y la humedad, el dióxido de carbono es esencial para el crecimiento correcto de las plantas. Muchas veces, los niveles de Co2 de nuestra habitación o armario de cultivo no son adecuados para obtener una súper-cosecha, por lo que aquí aprenderás a corregirlos.

Seguramente alguna vez hayas oído hablar de la utilización del Co2 para aumentar la cosecha de marihuana y te ha podido parecer un proceso complicado o caro. Nada más lejos de la realidad. Existen varias formas de introducir el dióxido de carbono en la marihuana adaptadas a todos los bolsillos, y a continuación te las enseñaremos. Así que no se hable más y pongámonos manos a la obra!

La importancia del Co2 para la marihuana

El dióxido de carbono es un elemento de vital importancia para el correcto crecimiento del Cannabis. De hecho, el Co2 para la marihuana supone como su oxígeno y es tan relevante como los nutrientes. Las plantas lo utilizan, junto con el agua y la luz solar o artificial para la fotosíntesis. Durante este proceso, en el que también interviene la clorofila, la marihuana genera parte de la energía que necesitan para crecer, la glucosa.

Por lo general, el dióxido de carbono se encuentra en una concentración del 0,03% al 0,4% en el aire. Estos valores se expresan en partes por millón, por lo que 00,3% de CO2 se traduce en 300 ppm. Una técnica que utilizan muchos cultivadores es aumentar el nivel de dióxido de carbono en el ambiente de cultivo para acelerar el proceso de fotosíntesis y conseguir mayor energía para nuestra planta, lo que favorece un mayor crecimiento y producción. La optimización ideal de Co2 va de los 1.000 ppm a los 1.500 ppm. 

A partir de las 2.00o ppm, la concentración de dióxido de carbono comienza a ser tóxica para las plantas. En exteriores, el Co2 no escasea, ya que la renovación de aire a través de los flujos naturales es constante. Es en interior cuando podremos optimizar los niveles de Co2, asegurándonos que los niveles no pueden descender por debajo de 300 ppm, ya que la fotosíntesis se detendría, parando también su crecimiento. Pero no hay nada de qué preocuparse, porque esto puede arreglarse subiendo los niveles de Co2 para el Cannabis.

¿Cómo aumentar el C02 en la marihuana?

Antes de nada tienes que saber que existen varias formas de aumentar el CO2 para la marihuana. Tendremos que elegir entre cada una de ellas en función de la que mejor se adapte a nuestras condiciones. El objetivo, como hemos comentado, será elevar la concentración de dióxido de carbono en nuestro armario de cultivo de las 350 ppm a las 1.000 ppm o a las 1.500 ppm. Como vemos, se trata de una subida considerable de los niveles de C02 pero que pueden llegar a aumentar la cosecha entre un 20% a un 40%.

Otro dato importante a tener en cuenta al hacer la optimización de Co2 en la marihuana es que tendremos que realizarlo durante los periodos de luz. Durante los periodos nocturnos las plantas necesitan oxígeno.

Aumentando los niveles de Co2 en la marihuana también nos aseguramos una disminución de los daños por contaminaciones en el aire, a la vez que reforzamos la resistencia de nuestras niñas ante factores derivados del estrés. Pero la mayor ventaja es, sin duda, la reducción de los tiempos de cultivo y el incremento de producción. 

Levaduras para aumentar la cosecha de marihuana con Co2

Este proceso es mucho menos costoso que otros uqe os enseñaremos y es perfecto para cultivos de tamaño pequeño. Consiste en usar el mismo tipo de hongo que participa en el proceso de fermentación del pan para aumentar el nivel de Co2 en la marihuana. De esta forma, las levaduras actúan sobre los azúcares y carbohidratos generando por un lado alcohol y por el otro Co2. Para que este método alcance su máximo rendimiento tendremos que mantener una temperatura de 26ºC. 

Hazlo tú mismo

Mezcla una taza de azúcar, levadura de panadería y 3 litros de agua (ni fría ni caliente, templada). Introduce esta mezcla en un recipiente con tapón y después agujeréalo. De esta forma, el dióxido de carbono irá saliendo por estos agujeros hacia tu cultivo. Es una forma económica, y sin toxicidad para nuestras plantas y resulta idónea para un cultivo de marihuana orgánico. No obstante, si optamos por este método casero tienes que saber que hay que cambiar la mezcla hasta 3 veces por día. Tampoco podrás medir los niveles que de Co2 que estás introduciendo al cultivo, aunque en un huerto indoor pequeño resulta muy aconsejable utilizarlo.

Co2 para el Cannabis con hielo seco

Co2 para el Cannabis

Se trata de otro método casero pero efectivo para aumentar la cosecha de marihuana con Co2. De hecho, este material no es más que Co2 congelado. El hielo seco se aconseja utilizarlo en cultivos pequeños, ya que resulta complicado medir la velocidad a la que se derretirá el hielo.

Para hacerlo: solo tendremos que colocar los bloques de Co2 congelado sobre un recipiente en nuestro armario de cultivo y dejar que se deshagan, pasando de estado sólido a gaseoso. Esto genera una emisión constante de Co2 para la marihuana, sin toxinas y sin generar calor. No obstante, una vez comienza a derretirse el proceso no puede detenerse. Puede ralentizarse utilizando neveras portátiles que hagan que el hielo seque tarde más en deshacerse, siempre dejando un hueco para que el dióxido de carbono salga.

Generador de Co2 con analizador y sonda

Co2 para el Cannabis

Se trata de aparatos muy similares a una estufa, que funcionan con una bombona y emiten Co2 en el cultivo de Cannabis mediante combustión. Es el método más utilizado por los cultivadores profesionales en cultivos de gran extensión. Puedes utilizar butano, gas natural o propano. Este último es el más elegido, ya que el gas sale con mayor presión y produce más llama.

Por su parte, el analizador es el que centraliza toda la información de concentración de Co2 en nuestro cultivo. Programándolo podremos elegir cuantas ppm de dióxido de carbono queremos optimizar. De esta forma, liberará Co2 hasta alcanzar la concentración deseada, momento en el que se apagará. De la misma forma, cuando la concentración de este gas descienda, encenderá el generador para que comience a funcionar.

Finalmente, la sonda es la encargada de indicarnos las ppm que existen en nuestro cultivo en todo momento. Debe de ir posicionada en el centro de cultivo, para que nos ofrezca datos lo más reales posibles.

Este tipo de solución no es la más recomendable para cultivos de tamaño reducido (menos de 4 luces). Esto se debe a que la quema de propano genera mucho calor y humedad y durante su periodo diurno, las plantas no necesitan tales niveles. No obstante, para grandes superficies, se trata de la mejor opción, aunque costosa.

Botellas comprimidas de Co2 para la marihuana

Co2 para el Cannabis

Este sistema consiste en la instalación de bombonas de Co2 comprimido que liberan directamente el gas en el ambiente a través de un medidor de flujo, una válvula solenoide y un temporizador. Se trata de uno de los métodos más utilizados por los growers con plantaciones medias-pequeñas. Los cilindros de metal que incorporan el dióxido de carbono suelen contener de los 2 kg a los 20 kg de capacidad, pudiendo seleccionarlos según las necesidades de nuestro cultivo.

Si no dispones de un medidor de flujo de Co2, tendrás que calcular la cantidad de gas que quieres emitir en un intervalo de tiempo determinado para lograr los niveles de Co2 para la marihuana deseados, de entre 1.000 y 1.500 ppm. Para este cálculo necesitas conocer las medidas del cultivo en pies. Un pie (ft) es igual a 30,48 cm. Si contamos con un armario de dimensiones 120 x 120 x 200 cm, en pies tendremos las siguientes medidas, 4 x 4 x6,5 pies.

Desde la página web de hydrofarm han diseñado un sistema para calcular la cantidad de Co2 necesaria que tendremos que inyectar y el tiempo que tendremos que programar. Solo tendremos que indicar la concentración de Co2 que deseamos (en este caso 1.500 ppm), el nivel de Co2 existente (en este caso 300 ppm) y las medidas de nuestro armario de cultivo expresadas en pies (4 x 4 x 6,5 ft). Al inspeccionar los resultados obtendremos que:

  • El espacio de cultivo tiene un volumen de 96 pies cúbicos.
  • Necesitaremos inyectar 0,1 pies cúbicos de Co2 en el armario de marihuana.
  • Programando el temporizador para que funcione durante 15 minutos cada hora, a un caudal de 0,2 pies cúbicos lograremos mantener la concentración deseada de 1.500 ppm. No obstante, la primera vez que se encienden los focos esto debe de invertirse. Es decir, 45 minutos encendido y 15 apagado. De esta forma, nos aseguramos que el nivel de Co2 en la marihuana sube más rápidamente.

Si te ha gustado este artículo sobre en Co2 para la marihuana te recomendamos que leas sobre la Guía para calcular la extracción en el cultivo de marihuana y la Deficiencia de Azufre en la marihuana ¿Cómo detectarla y combatirla?.

Comparte!

¿Te ha gustado "Co2 para la marihuana: Aumenta tu cosecha con co2" ?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
(1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Suscríbete para recibir ofertas y regalos




Palabras relacionadas:
Co2 para la marihuana: Aumenta tu cosecha con dióxido de carbono
Co2 para la marihuana: Aumenta tu cosecha con dióxido de carbono El Co2 para la marihuana es tan necesario como los nutrientes, la luz o el riego. Aprende aquí como aumentar la cosecha de marihuana utilizando este gas.
https://www.semillas-de-marihuana.com

Artículos relacionados

Comentarios

Aún no hay comentarios para "Co2 para la marihuana: Aumenta tu cosecha con co2"

    Deja tu comentario