Comprar Semillas de Marihuana

(+34) 988 222 327
Laborales: 11 a 14 y 17 a 20

Inicio » Marihuana Medicinal » THCV: Se acabaron los atracones


22.08.18

THCV: Se acabaron los atracones

Comparte!

¿Qué es el THCV?

La Tetrahidrocannabivarina o THCV es otro de los fitocannabinoides que se encuentran entre los más de 100 que contiene la marihuana. En este caso estamos ante un compuesto molecularmente muy parecido al THC. Que la similitud no llame a engaño, tiene sus propias particularidades. Estas se deben tener en cuenta a la hora de consumir Cannabis.

Inisistimos siempre en ello, cuando se consume marihuana hay que tener muy claro cuál es el efecto que estamos buscando. Podemos arruinarnos una buena fiesta de baile y risas si fumamos una índica potente. También dar vueltas en la cama con ansiedad por cargarnos el de antes de dormir con una sativa de campeonato. El conocimiento es poder. En este caso, poder disfrutar del viaje.

Síntesis del THCV

Como el resto de cannabinoides de la marihuana, el THCV final se obtiene a partir del CBGA. Lo de siempre. Las formas ácidas se convierten en activas gracias a las enzimas y tras el proceso de desoxilación; voilá. Ya tenemos los diferentes cannabinoides de los que disfrutamos al consumir marihuana, cada uno con sus propios efectos.

Del mismo que en los procesos de síntesis de los demás cannabinoides, en este entran en juego los factores de temperatura e incidencia de rayos UV. Son primordiales para transformar el cannabinoide primigeneo en el resto de compuestos que interactuan con nuestro sistema endocannabico tras el consumo de marihuana.

Fumador marihuana THCV

Cualidades propias del THCV

Al THCV se le atribuye el 25% del efecto psicoactivo que tiene el THC. No es nada desdeñable, la verdad, pero seamos realistas, nos puede parecer poco. No hay problema. El truco de este cannabinoide es que se asocia con el THC para potenciar a este y, además, dotar a nuestro viaje de una serie de particularidades que están bien si es lo que estamos buscando. Volvemos a lo de antes, hay una marihuana para cada momento.

El THCV garantiza la psicoactividad, es decir, que subir sube. Y de qué manera. Un alto contenido de este cannabinoide hace que la subida sea mucho más rápida y potencia la euforia, si bien la duración de los efectos del THC se reducen a la mitad. Del mismo modo, experiencias de usuarios asocian un alto contenido en THCV a procesos de embriaguez en los que se conserva un estado de conciencia más lúcido. El THCV potencia algunos efectos del THC y disminuye otros.

Algunos estudios sobre el consumo señalan que cuando el THCV es alto, hay efectos psicosomáticos distintos. Con este tipo de marihuanas se puede reducir la paranoia, incluso llegando a eliminarla. Reduce también la ansiedad asociada que se produce en algunos usuarios y mitiga la subida de la frecuencia cardíaca. Del mismo modo, también se aprecia menor pérdida de la memoria a corto plazo tras el consumo.

Otro de los efectos del THCV es que reduce la sensación de apetito voraz que causa el THC. Una marihuana con una alta concentración de este cannabinoide puede ser buena si estás intentando guardar la línea. Todos sabemos de esos ataques de hambre que nos llevan a comer sobras frías frente a la nevera de madrugada.

Muchos donuts THCV

Uso médico del THCV

Como ya hemos visto en el resto de cannabinoides que hemos expuesto, parece ser que tiene aplicaciones médicas bastante interesantes. El problema, como con todo lo relacionado con la marihuana en su vertiente medicinal, es demostrarlo a nivel científico. Si para cualquier otro elemento utilizado en el desarrollo de fármacos ya hacen falta muchos estudios, si se trata de compuestos provenientes del Cannabis, más. Eso es así.

No obstante, y aún siendo el THCV uno de los cannabinoides menos estudiados, parece que sí tiene efectos beneficiosos para ciertas afecciones o necesidades de nuestro organismo. El caso es que los estudios médicos realizados con este cannabinoide pueden considerarse residuales si tenemos en cuenta los que se realizan sobre otros como el CBD, por ejemplo.

Para comprender los efectos beneficiosos que podemos obtener del THCV debemos tener claro cómo actua. Este cannabinoide es un antagónico del receptor CB1 (también activa funciones del CB2), por lo que mitiga alguno de los efectos del THC (El high no, tranquilos). Como ya señalamos antes, sobre todo incide en los relacionados con la ansiedad y la vasodilatación.

De este modo se encuentra útil el THCV para

  • Reducción o supresión del apetito: Como ya hemos comentado, las marihuanas con un alto contenido de este cannabinoide no producen un apetito voraz. El desarrollo médico de esta particularidad puede utilizarse para tratar a personas de obesidad. También a las que comen de manera compulsiva utilizando la ingesta como modulador de la ansiedad. No debemos confundir el uso de este cannabinoide con el Rimonabant, un fármaco que causaba un efecto antagónico similar sobre el receptor CB1. Este terminó siendo retirado por sus graves efectos secundarios. En ningún caso este fármaco estaba compuesto por elementos derivados de la marihuana. Quizá es por esto que es una vía de estudio muy a tener en cuenta.
  • Diabetes: Ayuda al tratamiento de esta enfermedad crónica puesto que regula el nivel de azúcar en sangre y además reduce la resistencia a la insulina.
  • Neurodegenerativas: Se han obtenido algunos resultados positivos en los síntomas asociados al alzheimer y al parkinson, aunque en este terreno hay demasiado por investigar.
  • Problemas óseos: Favorece el crecimiento de células óseas por lo que va bien para el tratamiento de fisuras y fracturas. También se puede utilizar a largo plazo para tratar enfermedades como la osteoporosis.

El futuro del THCV

Como ya hemos dicho es uno de los cannabinoides menos estudiados hasta la fecha. Si bien es cierto que ultimamente está llamando más la atención de los científicos, los estudios son muy limitados.

Lo que está claro es que parece ser que puede aportar nuevas vías para el tratamiento de enfermedades que actualmente reducen la calidad de vida de las personas drásticamente. Y más aún en el gran campo de batalla que representan las neurodegenerativas.

Los avances científicos llevan tiempo y cuestan dinero. Pero está claro que la marihuana es un negocio potencialmente muy lucrativo. Si hay que invertir, que sea en salud.

Si este artículo te ha parecido interesante, puedes consultar los beneficios que tiene la marihuana en el sexo y, cómo no, las seis cepas de marihuana que no dan hambre.

Nota: Experiencia Natural aboga por un consumo responsable de la mariihuana y recuerda que es una experiencia subjetiva. Este artículo ha sido documentado con fuentes médicas debidamente citadas y redactado basándose en documentación reflejada en estudios. No obstante, no somos facultativos sanitarios y recomendamos la consulta a un profesional de la medicina antes de decidir aplicar el consumo de cannabis a cualquier tratamiento médico.

Comparte!

¿Te ha gustado "THCV: Se acabaron los atracones" ?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
(3 votos, promedio: 5,00 de 5)

Suscríbete para recibir ofertas y regalos




Palabras relacionadas:
THCV: Se acabaron los atracones
THCV: Se acabaron los atracones El THCV es uno de los cannabinoides que contiene la marihuana. Este, en concreto, tiene el beneficio de mitigar la sensación de hambre que produce el THC.
https://www.semillas-de-marihuana.com

Artículos relacionados

Comentarios

Aún no hay comentarios para "THCV: Se acabaron los atracones"

    Deja tu comentario