Comprar Semillas de Marihuana

(+34) 988 222 327
Laborales: 11 a 14 y 17 a 20

Inicio » Marihuana Medicinal » Endocannabinoides: El THC al servicio de la salud


28.09.18

Endocannabinoides: El THC al servicio de la salud

Comparte!

Para explicar en qué consisten los endocannabinoides es preciso conocer a sus homólogos externos, los cannabinoides. Se definen como cualquier sustancia química que, independientemente de su origen, se enlaza a un receptor de nuestro organismo dando lugar a distintas reacciones fisiológicas. Entendemos a los endocannabinoides, como su prefijo sugiere, como todo aquel cannabinoide producido por nuestro cuerpo.

El sistema endocannabinoide

La forma en la que los endocannabinoides y cannabinoides se relacionan con nuestro organismo se explica a través del sistema endocannabinoide. Consiste en un modelo de neurotransmisión que las células de nuestro cuerpo utilizan para enviarse información sobre una gran variedad de sensaciones. Éstas oscilan del apetito, al dolor o la ansiedad, aunque también es el responsable de interpretar los efectos psicoactivos del cannabis. En este sistema intervienen dos elementos: Los endocannabinoides y sus receptores.

 Los endocannabinoides son emisores de información fisiológica que activan a sus receptores desencadenando distintos procesos metabólicos a nivel neuronal, digestivo, reproductivo e inmunológico.

Los endocannabinoides son emisores de información fisiológica que activan a sus receptores desencadenando distintos procesos metabólicos a nivel neuronal, digestivo, reproductivo e inmunológico. Para que nos hagamos una idea, actúan como llaves que abren ciertas cerraduras. Estas cerraduras serían los receptores endocannabinoides, que se sitúan en las diferentes células de nuestro organismo. Al entrar en contacto estos dos elementos se desencadenan distintos procesos metabólicos a nivel neuronal, digestivo, reproductivo e inmunológico. Esto lo convierte en un sistema profundamente necesario para el desarrollo de las funciones vitales del ser humano.

Un poco de historia

Para entender el descubrimiento de esta “supercomputadora que regula la homeostasis en el cuerpo humano” hay que remontarse a la década de los sesenta, cuando el químico Raphael Mechoulan comienza a estudiar los principios activos del Cannabis Sativa. De esta forma, fue capaz de aislar algunos de los cannabinoides más conocidos, como el Tetrahidrocannabinol (THC) y el Cannabidiol (CBD). A partir del estudio de la reacción del primero de los compuestos con el cuerpo, llevado a cabo por la investigadora Allyn Howlett, se descubrió que en nuestro organismo existía un receptor  endocannabidol en el que el THC encajaba perfectamente. Este receptor recibió el nombre de CB1 y fue un descubrimiento revolucionario, ya que nos hace entender como determinados elementos presentes en el Cannabis casan perfectamente con nuestra biología.

El profesor Mechoulan tomaría el relevo de estos descubrimientos. Así, en 1992, y gracias a sus conocimientos sobre el THC, descubre un endocannabinoide que encaja perfectamente con el receptor descubierto por Howlett, al que bautizó como Amandina, en sánscrito “alegría suprema”, que consiste en una sustancia producida por nuestro cuerpo que emula al THC. Aquí no sólo se hizo evidente el funcionamiento de un sistema endógeno de información intercelular capaz de regular rasgos fisiológicos de nuestro cuerpo tan diversos como el apetito o el movimiento, sino que además, éste funcionaba de una forma similar a la que lo hacen determinados compuesto del Cannabis Sativa en nuestro organismo.

Clases de endocannabinoides y usos terapéuticos

Tal y como reconoce el propio Mechoulan “El sistema endocannábico es muy importante. Casi cada enfermedad que tenemos está relacionada con él de alguna manera”. Y esto se traduce en que el ser humano necesita un equilibrio en los niveles de Anandina y 2-araquinodilglicerol (otro endocannabinoide descubierto posteriormente) para mantener sus funciones vitales de forma estable . De tal forma que, cuando estos compuestos se desequilibran en nuestro organismo, lo que interpretaríamos como un malestar, pueden ser corregirlos mediante la utilización de cannabinoides como el THC y el Cannabidiol, haciendo volver al paciente a un punto estable y saludable.

También, al igual que en los cannabinoides, en los endocannabinoides juega un papel muy importante el efecto entourage, te recomendamos la lectura de nuestro artículo sobre el mismo que puedes encontrar por su denominación en español: “El efecto séquito“.

Si por un lado entendemos que la Anandamida es un compuesto químico orgánico generado por nuestro cuerpo que imita los efectos del THC, podemos entender que nuestro organismo produce sustancias presentes en el Cannabis, y de ahí establecer el silogismo de que el Cannabis está en nuestro cuerpo de forma inmanente. Por lo que su uso terapéutico se presenta como algo razonable.

La Anandamida es un compuesto químico orgánico generado por nuestro cuerpo que imita los efectos del THC

Como avanzamos antes, existe otro tipo de endocannabiniode, el 2-araquinodilglicerol. Éste, al igual que la Anandamida cuenta con un papel fundamental a la hora de controlar el sistema endocrino de seres vivos. Esta molécula se estudia para el tratamiento de la obesidad, al reducir el número de calorías ingeridas por animales.

Si te has quedado con ganas de conocer más sobre los distintos tipos de cannabinoides y sus efectos, no dejes de leer nuestro artículo sobre los distintos cannabinoides de la marihuana o sobre el mundo de los terpenos de la marihuana y su uso medicinal y.. ¿sabes que se puede variar la concentración de cannabinoides en la marihuana?

Nota: Experiencia Natural aboga por un consumo responsable de la mariihuana y recuerda que es una experiencia subjetiva. Este artículo ha sido documentado con fuentes médicas debidamente citadas y redactado basándose en documentación reflejada en estudios. No obstante, no somos facultativos sanitarios y recomendamos la consulta a un profesional de la medicina antes de decidir aplicar el consumo de cannabis a cualquier tratamiento.

Comparte!

¿Te ha gustado "Endocannabinoides: El THC al servicio de la salud" ?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
(3 votos, promedio: 3,67 de 5)

Suscríbete para recibir ofertas y regalos




Palabras relacionadas:
Endocannabinoides: El THC al servicio de la salud
Endocannabinoides: El THC al servicio de la salud Existen endocannabinoides en nuestro organismo que, como la Anandamida, son capaces de imitar sustancias como el THC y cuentan con utilidad terapéutica.
https://www.semillas-de-marihuana.com

Artículos relacionados

Comentarios

Aún no hay comentarios para "Endocannabinoides: El THC al servicio de la salud"

    Deja tu comentario