Comprar Semillas de Marihuana

(+34) 988 222 327
Laborales: 11 a 14 y 17 a 20

Inicio » Hazlo tu mismo» Indica o Sativa? Diferencia la planta de marihuana por sus hojas.


16.11.12

Indica o Sativa? Diferencia la planta de marihuana por sus hojas.

Comparte!

Hoy vamos con un post que puede ser útil para cualquier cultivador a la hora de decidir qué es lo que quiere cosechar, qué tipo de planta va a crecer y qué va a obtener de ella. Llega un momento en la vida del jardinero de la alegría que es cuando es la hora de escoger lo más importante: ¿Qué variedad cultivar?, o con qué variedad empezar? Qué efecto me apetece sentir? De cuanto espacio tengo que disponer? Y a esto le añadimos otra duda.. cada temporada los bancos sacan al mercado nuevas variedades, por lo que cada vez es más complicado elegir las que vamos a cultivar y normalmente acabamos sembrando lo que ha cultivado un amigo o porque nos gusta el nombre de la variedad en cuestión.

Para empezar hay que decir que desde el punto de vista cientíco, todo el Cannabis es Cannabis Sativa, quiere decir esto que el origen es el mismo para todas las variedades. En la práctica, Índica y Sativa son los nombres usados para distinguir cada uno de los extremos de la gama del Cannabis. Hay una multitud de patrones de crecimiento, cualidades y efectos diferentes dentro de esta gama, muchos de los cuales son el resultado de la sorprendente capacidad de adaptación a su entorno de la planta de marihuana. Genéticamente, y en términos de cruce entre razas, todo el cannabis pertenece a la misma familia. Ahora os vamos a concretar un poco más las diferencias entre ͍ndica/Sativa explicando detalladamente las características especiales de cada gama cannábica para que puedas diferenciar la planta de marihuana por su hoja:

CANNABIS INDICA: Las variedades Indica “Cannabis Sativa Indica” son plantas más pequeñas que las sativas, con forma de arbusto, pueden tener la típica forma de candelabro o de abeto navideño. Los foliolos son anchos, montándose normalmente unos sobre otros. Son plantas de floración rápida y cultivo relativamente sencillo, (por eso son las que solemos recomendar a los principiantes) que suelen dar cogollos más gordos pero mucho más cortos que las sativas. En las variedades Í­ndicas suelen dominar los sabores dulces aunque también es muy común el aroma a hachí­s, tierra o frutos secos. La mayoría de las variedades actuales son hí­bridos (cruce de dos variedades) o poli-hí­bridos (de más de dos variedades) que acaban dando origen a nueva variedad. A dí­a de hoy el mercado está desbordado por la gran cantidad de hí­bridos y polihí­bridos que sacan los bancos, que hacen (como ya comentábamos antes) que la decisión a la hora de escoger sea más dificil, y que a nuestra manera de verlo, en casos concretos, algunos polihíbridos están tan mezclados que da la impresión de que pierden toda su originalidad.

La mayorí­a de las variedades ͍ndica provienen del sur de Asia y del sub-continente Indio (Afganistán, Pakistán, India, Tí­bet, Nepal, etc.), de ahí­ ya podéis deducir que son plantas que en algunos casos pueden soportar temperaturas más frí­as de lo normal. Las plantas de marihuana de carácter Índico son compactas y fuertes, con cogollos densos y pesados. Esos cogollos de Ï­ndica tienden a crecer en racimos, con espacios variables (conocidos como ‘espacios internodulares’) entre cada racimo. Estas son las variedades de floración más rápida, generalmente con un tiempo de floración de 6 a 9 semanas. (Fijaos en este detalle, si vive­s en una zona de veranos cortos o poco calurosos, porque éstas serían las variedades que mejor os irían). Una vez comenzada la floración, estas no tienden a ganar altura rápidamente. De una Índica se puede esperar un aumento del crecimiento vegetativo de entre el 50 y el 100% al finalizar el período de floración.

El efecto que provoca una planta de marihuana de estas caracterí­sticas está comúnmente clasificado como un “quedarte planchado o tirado”, lo que significa que es un efecto fí­sico o más centrado en el cuerpo. Puede intensificar sensaciones fí­sicas como el gusto, el tacto y el sonido (así­ que es ideal para tirarse a escuchar música, o disfrutar de otro tipo de placeres que requieran tacto y gusto. …Os hacéis a la idea no?). Tiene un efecto relajante — mental y fí­sico — y puede resultar soporí­fica en dosis altas. Por eso las variedades Í­ndicas suelen ser las más recomendadas para utilizar como marihuana medicinal. Al contener más CBD (canabidiol), que es la sustancia que provoca esa sensación de pesadez, de relajación, de atontamiento) resulta ser la mejor para pacientes con dolores agudos, ya que les suaviza las molestias, a día de hoy se tratan muchas enfermedades o procesos de curación con marihuana, tales como: artritis, asma, colitis ulcerosa, disfunciones motrices, dolores de todo tipo, enfermedad de crohn, esclerosis múltiple, epilepsia, glaucoma, hipertensión arterial, insomnio, migrañas, osteoporosis, tratamientos de quimioterapia… Y muchos más! Unos ejemplos que tenemos en tienda y que representan este tipo de variedades podrían ser:

White Rhino GH

Prozack MED

White Widow DP

CANNABIS SATIVA: Las variedades Sativa “Cannabis Sativa Sativa” son plantas de tamaño muy grande y de floración muy lenta y larga. Se cosechan cuando entra el invierno, en Europa entre primeros de noviembre y finales de diciembre o incluso enero. Los foliolos, es decir los “dedos” de las hojas, son finos y alargados, la distancia entre nudos suele ser grande y el aspecto es más desgarbado y menos ordenado que el de sus hermanas Í­ndicas. En las variedades sativas predominan los sabores a maderas, cí­tricos e incienso. Estos matices difí­cilmente se encuentran en las variedades Índicas. Su tamaño y sobre todo su larga floración las convierte en ejemplares de difí­cil cultivo. Generalmente, las sativas provienen de las zonas ecuatoriales como Tailandia, Camboya, Jamaica, México; con lo cual se deduce que se darán mejor en climas cálidos, o zonas que tengan veranos bastante largos.

En las mismas condiciones, las sativas crecen más que las Índicas. Los cogollos de sativa tienden a crecer más que los de las indicas (más espigados), ya que se desarrollan a lo largo del tallo en lugar de agruparse alrededor de los internódulos. Sin embargo, una vez secos suelen pesar menos que los de Í­ndica, debido a su menor densidad. Los cogollos de sativa también suelen tener un olor menos fuerte que el de los cogollos de las Í­ndicas, tanto en la planta como secos (Esto lo podréis valorar si queréis tener un cultivo que no sea detectado por el olfato de cualquier intruso). Las sativas necesitan más tiempo para florecer. Por lo general, culminarán su floración entre 9 y 12 semanas; sin embargo, necesitarán menos tiempo vegetativo antes de florecer que las Í­ndicas. Por lo tanto, el tiempo total necesario para las sativas es aproximadamente el mismo que para las índicas (y a veces menos, en términos de ‘horas de luz’).

Las marihuanas sativas suelen continuar ganando altura al tiempo que florecen, ganando a menudo 200%, 300% o más de su altura vegetativa mientras florecen. (Ojo con esto porque en muchos casos vais a tener que tutelarlas; esto es redirigir su crecimiento de una manera más lateral -por ejemplo- para que no sobresalgan debido a su talla y puedan ser vistas por los intrusos). Esto se debe a que en la zona ecuatorial no hay tanta diferencia entre las horas de luz diurna en invierno y en verano. Por lo tanto, en su entorno nativo, las sativas crecerán y florecerán al mismo tiempo. Esta es la razón por la cual los cultivadores de interior no deben permitir demasiado crecimiento vegetativo a una sativa antes de inducir la floración. Si son cultivadas a partir de clones, muchas variedades de sativa pueden florecer tan pronto como el clon eche raí­ces.

A pesar de su menor peso y de un tiempo potencial de floración más largo, las sativas son muy apreciadas por muchos cultivadores por su efecto ‘euforizante’, de ‘subida’; una subida que se puede caracterizar como cerebral, energética, creativa, risueña y hasta psicodélica. Es el tipo de marihuana perfecto para realizar actividades del tipo creativo, pequeños trabajos manuales, o actividades del tipo de aportación de ideas. Las variedades sativas en cuanto a los tratamientos médicos, su uso más eficaz es el utilizado contra depresiones y trastornos alimenticios. Ejemplos de sativa que nos parecen bastante determinantes podrán ser:

Kali Mist SER

Hawaiian Snow GH

Cum Laude POS

Para finalizar os vamos a indicar unas variedades que son justo el término medio entre los dos extremos. Si buscas marihuana de efecto equilibrado, que no apalanque pero que tampoco te ponga excesivamente nervioso o alterado y que tenga un uso, por asi decirlo, más polivalente, cultiva variedades que tengan el porcentaje de sativa-indica también equilibrado. Ejemplos serán Black Jack de Sweet Seeds (50% Indica-50% Sativa) o Channel + de Medical Seeds (50% Indica-50% Sativa). Y esto es lo que valoramos como importante a la horade escoger entre variedades ͍ndicas o Sativas. Así­ que esperamos que os sirva de ayuda a la hora de escoger cual va a ser la reina de vuestro jardín! Un saludo cannábico!

Comparte!

Palabras relacionadas: , ,
Indica o Sativa? Diferencia la planta de marihuana por sus hojas.
Indica o Sativa? Diferencia la planta de marihuana por sus hojas. Hoy vamos con un post que puede ser útil para cualquier cultivador a la hora de decidir qué es lo que quiere cosechar, qué tipo de planta va a crecer y qué va a obtener de ella. Llega un momento
semillas-de-marihuana.com

Artículos relacionados

Comentarios

Un comentario para "Indica o Sativa? Diferencia la planta de marihuana por sus hojas."

  • El 11.04.2016 , Jacqueline gonzalez Acuña ha comentado:

    ¿Estas se fuman o se toman como te de hojas?

Deja tu comentario