Skunk | Historia de la marihuana

Publicado por: Experiencia Natural En: Historia de la marihuana En: lunes, septiembre 22, 2014 Comentario: 0 Golpear: 6685

Conoce cómo y dónde surgió la variedad que popularizó el cultivo de marihuana en interior, la Skunk.

Skunk, 40 años de leyenda ¿Qué la hace tan especial?

La Skunk es la primera marihuana híbrida de variedades sativa e índica (75% y 25%, respectivamente). Originalmente se creó con variedades puras de Índica Afgana (25%) y Columbian Gold (50%), pero después se le agregó la genética de la Acapulco Gold (25%).

Hoy en día, después de varias décadas de estabilización, Skunk se considera pura y es ideal para hacer cruces con otras variedades ya que tiene una genética poderosa. Tiene las mejores cualidades de las índicas y de las sativas. De las primeras se notan su buen rendimiento y su período de floración corto que no supera los 2 meses, mientras que la ascendencia sativa es evidente en su aroma, sabor y efecto característicos.

También da unos cogollos grandes y compactos, con mucha resina y pocas hojas que facilita su manicura. Es interesante que la Skunk, si bien se caracteriza por su gran cogollo central, desarrolla muy bien sus ramas laterales, con abundantes brotes de color verde lima o dorado. Por sus propiedades y considerando la facilidad de su cultivo, es una marihuana ideal tanto para experimentados como para quienes recién se están iniciando en el tema, lo que la hace la variedad más cultivada del mundo.

¿Quién la inventó?

La historia de la marihuana Skunk, la marihuana más famosa del mundo, está llena de misterios y aventuras. Considerando la ilegalidad de marihuana no hay demasiada documentación o testimonios sobre los cultivos y experimentos que se realizaban, y al día de hoy no sabemos a ciencia cierta cómo surgió. Las principales versiones tienen algunos puntos en común, pero ya hay una leyenda alrededor de su nacimiento.

Si bien Sam the Skunkman, que está en el centro de la leyenda, niega que hubiera un grupo detrás de la Skunk #1 y asegura que fue una variedad que él mismo, solo, inventó, hay otra teoría que asegura que fue un proyecto colectivo. Ambas concuerdan en la genética.

La otra hipótesis dice que a finales de los ‘60 había en el norte de California (por Bay Area, en el condado de Humboldt) un colectivo de expertos cultivadores de marihuana conocidos como Sacred Seeds, cuyo jefe y encargado de la producción de semillas era Sam The Skunkman. Cerca de allí había un tal Jingles, quien habría cruzado Índica Afgana con Columbian Gold obteniendo una variedad bastante inestable. La tuvo muchos años en privado hasta que tiempo después se empezó a hacer conocida en Bay Area.

Y así es que el pequeño grupo de personas conocido como Sacred Seeds habría descubierto la Skunk y se habrían planteado como proyecto colectivo el desarrollo y la búsqueda de estabilidad de esta nueva variedad. El grupo empezó a crecer poco a poco, pero ser un miembro no estaba al alcance de cualquiera. Hacía falta recomendación de alguien del círculo íntimo además de que era obligatorio que todos trabajaran en la Skunk.

Al incluir en la genética de esta planta una variedad híbrida, la Acapulco Gold, consiguieron no solo estabilizar la genética de la Skunk sino que además mejoró notablemente el ratio de flores/ hojas.

De cientos de plantas, se eligieron las mejores hembras utilizando métodos científicos. Por ejemplo, mediante un análisis de gases se comprobó que tenían un porcentaje de THC cercano al 15%. También se hizo un proceso complejo para seleccionar los mejores machos.

Aparentemente en estos años hubo un gran brote de botritis, que es una enfermedad típica de las uvas. El hongo gris acabó con muchas plantas y a raíz de ello se empezaron a probar diversas variedades de afganas para conseguir una mayor resistencia Después de numerosos tests de stress con varias plagas y enfermedades de las plantas se seleccionaron los ejemplares más resistentes. Esta nueva variedad se llamó Skunk #18.2.

Por el año ‘77 o ’78 salieron a la venta las semillas de Skunk #1. Dicen que fue curioso porque por lo general la gente de Sacred Seeds hacía descuentos a los clientes que compraban semillas al por mayor, pero este descuento no se aplicó a la Skunk #1 a pesar de las quejas de los consumidores. Aún así, cada año se agotaban las semillas.

Siguiendo con la leyenda, en 1982 se produjo un hecho que determinaría la expansión mundial de la Skunk #1. La policía encontró el almacén de Sacred Seeds e hizo una redada en la que detuvieron a Sam The Skunkman y cerraron el almacén. Pero los de Sacred Seeds estaban preparados y gracias a la rapidez de sus abogados Sam estaba libre a las pocas horas. La torpeza de los policías sería determinante en lo que sigue.

El almacén había quedado precintado con cinta policial, pero no había más medidas de seguridad que esa. Sam volvió al grow y echó una mirada a los contenedores de basura. Se sorprendió al encontrar plantas enteras y cantidades de semillas, además de todo el equipamiento de cultivo que la policía habría dejado allí aparentemente con la idea de volver al día siguiente para catalogar todo el material incautado.

Sam llamó a algunos de sus colegas que acudieron rápidamente y entre todos desmantelaron el lugar y se llevaron absolutamente todo lo que sirviera. No solo le quitaron la evidencia a la policía sino que además vendieron las lámparas para cubrir los gastos legales. Pero, más importante aún, consiguieron recuperar y revivir las plantas.

The Skunkman fue a la cárcel, pero a falta de gran parte de la evidencia estuvo menos de un año encerrado. Cuando salió de prisión fue a Holanda, llevando consigo una gran cantidad de semillas. Fue así que el primer híbrido estable de marihuana habría llegado a los Países Bajos. Según Sam, era el producto de al menos 10 años de trabajo.

La Skunk en Europa

En Amsterdam, The Skunkman las comercializó con su empresa, a la que llamó Cultivators Choice seeds company e incluso se dice que recibió otro paquete de semillas de Skunk #1 de Sacred Seeds. Fueron las únicas dos importaciones de Skunk #1.

Las semillas que Sam llevó a Holanda fueron las primeras que garantizaban homogeneidad y estabilidad, lo que le dio gran protagonismo principalmente en los años ‘80 y ’90. De hecho, en 1988 tuvo lugar la primera High Times Cannabis Cup, en la que la Skunk #1 fue la indiscutida campeona considerando su aroma, sabor, efecto sativo y rendimiento.

Cuando cerró la compañía, Neville Shoenmakers compró casi todo el stock de semillas restantes y las comercializó con su compañía, The Seed Bank, que luego pasó a ser Sensi Seeds Banks. Tanto The Skunkman como Neville trabajaron a partir de estas semillas, pero cada uno utilizó sus propios machos. En ambos casos el olor es dulzón con reminiscencias frutales, pero hay diferencias notables entre las dos principales variedades de Skunk #1.

En algún momento incluso se planteó el debate sobre cuál era la verdadera Skunk. Si la Sweet Skunk, de Sam, que es una sativa de agradable olor y efecto, o si por el contrario era la que tenía Neville con Mr. Nice, la Roadkill Skunk, en la que tiene más presencia la Índica Afgana y cuyo efecto es relajante, “couchlock”; es decir, que es más apropiada para dormir o apalancarse en el sofá. Esta variedad también tiene un rendimiento ligeramente más alto que la Sweet Skunk.

Según Sam, las primeras Skunks #1 del ‘76 eran más bien Roadkill Skunk, aunque en las siguientes versiones buscó refinarla, endulzarla y conseguir un colocón más disfrutable, que después de fumarla no acabaras destruido o semi moribundo. También dice que si bien se consiguió estabilidad, cada año se usaban nuevas hembras y nuevos machos, con lo que la genética es ligeramente diferente dependiendo del año de la cosecha.

La Skunk en la actualidad

Sam dice no haber vendido Skunks #1 en los últimos 10 años, con lo que no asegura que lo que se vende hoy con ese nombre se corresponda con su variedad. Son más bien nuevas especies elaboradas a partir de sus originales. De las semillas disponibles ahora, la versión más dulzona de la Skunk #1 se llama The Pure y la vende la The Flying Dutchmen seed company, mientras que Mr. Nice comercializa la versión más afgana, la Shit.

Algunos datos por si quieres cultivar Skunk

Hoy en día podemos encontrar la genética de esta planta en la mayoría de las variedades (arriba de un 70%), por lo que se la considera la madre de todas las marihuanas. Recibe este nombre que en inglés significa mofeta o zorrino, dado su potente olor, que fácilmente se puede confundir con el de estos animales.

Por este motivo mucha gente no la cultiva, ya que sería fácil que los vecinos detectaran el aroma, a menos que se haga en interior y con unos filtros de carbono bien potentes. También por el olor la gente se suele confundir y llaman Skunk a cualquier marihuana de olor potente.

Por sus características, la Skunk prefiere un clima cálido. En exterior se da bien en Italia, España o la zona de California, de donde es originaria. En climas más fríos también crece, aunque con un menor rendimiento. Normalmente se cosecha la primera semana de octubre.

El cultivo de la Skunk en interior es un poco más complicado que en exterior debido a su gran tamaño, pero hay cruces con afganas que son más adecuados para armarios. La Skunk en interior te puede dar unos 70 gramos (si usas una lámpara de 600 vatios), mientras que en exterior y en condiciones óptimas el rendimiento puede aumentar hasta los 100 gramos por planta. 

En nuestra tienda tenemos muchas variedades de Skunk, casi todas las que hay en el mercado, puedes acceder a ellas desde este enlace, o entrar directamente a alguna de nuestras recomendaciones:

SKUNK 1

SKUNK 11

ULTRA SKUNK

LEMON SKUNK

SUPER SKUNK

SKUNK KUSH

Comentarios

Deje su comentario

Llámanos:

(+34) 988 222 327