Comprar Semillas de Marihuana

(+34) 988 222 327
Laborales: 11 a 14 y 17 a 20

Inicio » Marihuana Medicinal » Remedio casero de marihuana para tratar CRPS


09.01.15

Remedio casero de marihuana para tratar CRPS

Comparte!

¿Qué es el CRPS?

Se conoce como CRPS al síndrome del dolor regional complejo (viene de las siglas en inglés Complex Regional Pain Syndrome), que es una enfermedad o trastorno de la que, desafortunadamente, poco se sabe aún.

receta remedio casero de marihuana para tratar crps

Se cree que está relacionado con un mal funcionamiento del sistema nervioso, aunque no necesariamente deriva de lesiones nerviosas. Quienes lo padecen sufren dolores candentes en determinadas partes del cuerpo, por general en las extremidades, que suelen ir acompañados de sudoración, inflamación o rigidez, cambios en la temperatura o color de la piel, aumento de la sensibilidad cutánea, etc.

A pesar de que se desconocen las causas, y al día de hoy no se conoce ninguna cura, sí que hay algunas opciones para paliar los síntomas y el dolor que provoca, y así mejorar la calidad de vida de quienes lo sufren.

Isy Aweigh es una de estas personas y luego de mucha investigación ha conseguido dar con un remedio casero de marihuana para tratar el CRPS que efectivamente le ayuda a sobrellevar su enfermedad. Hace un tiempo lo ha compartido en su blog, y creemos importante difundir esta información para quienes se encuentren en una situación similar.

A continuación, la receta de Isy a base de Cannabis para combatir el CRPS.

Receta para remedio casero de marihuana para tratar CRPS

Ingredientes

  • 5 variedades diferentes de Cannabis

¿Por qué 5 variedades? Por lo general se dice que es mejor utilizar más de una variedad en estos preparados, ya que cada una tiene una composición diferente de cannabinoides, y con la mezcla se consigue tener un espectro más completo. Pero si solo tienes una variedad, no pasa nada.

¿Cuáles? Es difícil determinar qué variedades son óptimas para cada trastorno, pero para el CRPS Isy recomienda que sean de proporción de CBD alto, y que sean de cultivo exterior, ya que aparentemente tienen efectos más fuertes y duraderos.

  • Una mezcla con partes iguales de aceite de oliva y aceite de semillas de uva,
  • Aceite de coco,
  • Aceite esencial de clavo,
  • Aceite esencial de romero,
  • Consuelda (hierba opcional),
  • Aceite o hierba de San Juan (opcional),
  • Cera de abejas (opcional).

Utensilios

  • Cacerola para baño María,
  • Sartén de fondo grueso,
  • Filtro (sirven medias, filtro de pintura  o estopilla -paño de queso-, y muselina para el filtrado final),
  • Espátula o cuchara de cocina,
  • Termómetro de caramelo,
  • Frascos de cierre hermético,

Preparación

El proceso se divide, a grandes rasgos, en 3 etapas, en cada una de las cuales se obtiene una tanda de aceite diferente, y no se mezclan hasta el final. El motivo de este procedimiento es que cada uno de los aceites tendrá diferentes propiedades, por un lado, pero además, es una buena forma de prevenir accidentes en caso de que una de las tandas salga mal y al mezclarlo arruine el resto.

Proceso frío

Lleva unas 8 semanas, y solo requiere agitar la preparación un poco cada día.

  1. Para prepararlo solo necesitas moler los cogollos, meterlos en un frasco, cubrirlos con aceite (sin que el frasco quede lleno hasta arriba, hay que dejarle un poco de aire), y cerrar el frasco herméticamente.
  2. Luego lo dejas en un lugar fresco y oscuro, y cada día lo sacudes un poco. Luego de 8 semanas tendrá una textura viscosa, con consistencia cremosa y color pálido.
  3. Finalmente, lo debes colar (con una media o filtro de pintura), y verter el aceite en un frasco limpio y hermético, que luego conservarás en la nevera. La parte sólida que te haya quedado la usarás para la siguiente etapa.

Proceso cálido

Esta preparación lleva una hora, y unos 10 minutos más una vez que se ha enfriado.

  1. En este caso utilizamos todos los restos que nos han quedado luego de filtrar en la primera etapa, los colocamos en un frasco con tapa hermética y cubrimos con aceite de coco.
  2. Luego ponemos el frasco a baño María, controlando con el termómetro que la temperatura no pase de los 80º / 85º. Lo cocinaremos así durante 1 hora, revolviendo la preparación cada 5 minutos.
  3. Luego lo dejamos enfriar, y lo filtramos una vez más. Como esta vez la preparación es más espesa, es recomendable usar una media o paño de  queso doblado.

Proceso caliente

Para esta última etapa necesitamos calor, pero no nos sirve el baño María ya que no levanta suficiente temperatura, ni se aconseja tampoco usar calor eléctrico ya que puede destruir algunas de las moléculas esenciales.

Si no tienes gas en casa, puedes pillar una bombona de butano para camping, o, si vas a hacer este proceso muchas veces, lo ideal sería una cocina de camping de propano.

En este paso vamos a extraer lo que quede de THC, que será la parte más potente a la hora de aliviar dolores y espasmos. También es la parte más delicada del proceso ya que un exceso de temperatura podría arruinarlo todo.

  1. En un nuevo frasco pon la parte sólida que te quedó luego de acabar la preparación tibia y cúbrelo con aceite de coco. Pon mucha, pero mucha atención a la tempertura, ya que nunca debe pasar los 150º. De lo contrario, se te quemará y la preparación ya no surtirá ningún efecto. Si te sale mal este paso, lo mejor que puedes hacer es tirarlo a la basura. Lo peor que puedes hacer es mezclarlo con los aceites de los primeros pasos, ya que se te arruinará todo.
  2. Sin quitarle el ojo de encima ni un momento, cuécelo unos 20 minutos, revolviendo casi constantemente. Puedes agregarle la consuelda, que además de tener propiedades calmantes es muy saludable para la piel y ayuda a curar heridas y hematomas. Añade esta hierba poco a poco, sin agitar demasiado con la espátula.
  3. Ahora, baja el fuego al mínimo y cubre el recipiente dejando una pequeña abertura, y déjalo 10 minutos más removiéndolo ocasionalmente.
  4. Finalmente, deja que la preparación se enfríe y cuélala. La parte sólida ya se puede tirar, puesto que no hay nada más que extraer.

Una vez que has realizado estos tres pasos, puedes proceder a mezclar los 3 aceites.

  1. Primero calienta los aceites de la preparación en tibio y en caliente hasta que el aceite de coco se derrita pero sin que se caliente demasiado (a unos 50º sería ideal). Luego, retíralo del calor.
  2. Añade extracto de bálsamo de limón, que es útil para calmar nervios inflamados, y remuévelo. La parte de alcohol que tiene se habrá evaporado en un par de minutos.
  3. Cuando la mezcla se haya enfriado un poco pero siga líquida (entre 32 y 38º, que es cuando la puedes tocar sin problema), agrega el aceite de la preparación en frío. Es recomendable usar una espátula para sacar absolutamente todo lo que haya quedado en los bordes o fondo del frasco.
  4. Súmale ahora los aceites de romero y clavo, que mejorarán notablemente el aroma de la preparación. Además, el aceite de clavo reduce el dolor de los nervios sin estimularlos ni afectar los vasos sanguíneos, y el aceite de romero es excelente para conservar el producto final.
  5. Para acabar, coloca el aceite de marihuana en una frasco limpio de cierre hermético.

Esta preparación puede durar varios meses si la guardas en la nevera (no en el congelador!). Puede ser de gran utilidad tener varios frascos pequeños con la preparación, y así solo abres de a uno a medida que te haga falta. Puesto que es perecedero, cuando acabes un envase lávalo bien con agua caliente y abundante detergente.

En cuanto a la dosificación, varía de persona a persona. Suele ser suficiente con 1 a 3 gotas por toma, aunque si no es suficiente podrás aumentar la dosis. Simplemente ten en cuenta que si la dosis es mayor, los efectos también se sentirán bastante más y puede que no sea el momento perfecto para trabajar o realizar otras actividades que impliquen estar alerta y con claridad mental.

Creemos que esta receta puede ayudar a aliviar los síntomas de aquellas personas que sufran esta enfermedad. Si es tu caso y te animas a probarla, nos encantaría saber tu opinión sobre este remedio casero de marihuana para tratar el CRPS.

Para ver más recetas con propiedades medicinales visita nuestra sección de recetas con marihuana. Tenemos también recetas para preparar el aceite de Rick Simpson y la tintura Green Dragon.

Imagen tomada de Rcdom.

Comparte!

¿Te ha gustado "Remedio casero de marihuana para tratar CRPS" ?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
(Sé el primero en valorarlo)
Palabras relacionadas:
Remedio casero de marihuana para tratar CRPS
Remedio casero de marihuana para tratar CRPS ¿Qué es el CRPS? Se conoce como CRPS al síndrome del dolor regional complejo (viene de las siglas en inglés Complex Regional Pain Syndrome), que es una enfermedad o trastorno de la que, desafortunadamente, poco se sabe aún. Se cree
semillas-de-marihuana.com

Artículos relacionados

Comentarios

Aún no hay comentarios para "Remedio casero de marihuana para tratar CRPS"

    Deja tu comentario