Blog sobre la Marihuana | Experiencia Natural
Envío + Semilla Gratis a los 30€
Inicio » Cultivo de marihuana » Cultivar Marihuana en Climas Extremos: Húmedos, Fríos, Calurosos…


12.05.20

Cultivar Marihuana en Climas Extremos: Húmedos, Fríos, Calurosos…

Comparte!

La planta de marihuana puede soportar condiciones climáticas extremas, pero si lo hace, puede desarrollar anormalidades y problemas de crecimiento. Aunque no siempre se puede evitar el mal tiempo, sigue siendo una buena idea hacer todo lo posible para evitar que las plantas se dañen y si no te queda otra, más que cultivar marihuana en climas extremos, este artículo es para ti.

En él te contaremos todas las claves para cultivar marihuana en climas extremos sin ningún problema. Ya se trate de clima caluroso, clima frío o extremadamente húmedo, hoy conocerás cómo actuar para cultivar sin problema. Sigue leyendo para aprender a proteger sus plantas de los peligros que provienen de crecer en condiciones climáticas extremas.

Cultivar Marihuana en Climas Extremos: La Guía Completa

Uno de los aspectos que más preocupa a los growers de exterior es el hecho de que el clima se vuelva hostil y afecte al desarrollo de las plantas por completo. El Cannabis es una planta que se puede adaptar a ciertas condiciones, pero cuando se planta marihuana en climas extremos, es bueno contar con un poco de previsión:

La lluvia no tiene porqué afectar al cultivo de Cannabis

Cultivar Marihuana en Climas Extremos: El Viento

Los vientos fuertes pueden causar bastante estrés en una planta de marihuana, inhibiendo su crecimiento en gran medida. Mientras que los cultivadores a veces estresan intencionalmente a las plantas de marihuana para mejorar la calidad de los cogollos, el daño del viento puede facilitar un estrés negativo para la planta, que incluso puede llegar a mostrar semillas en los cogollos.

Por ello, es bueno seleccionar el lugar en el que vas a cultivar marihuana en climas extremos. De esta forma, procura huir de cimas en las que el viento incida demasiado directamente en las plantas. Pero si no tienes otra más que plantar en un sitio con fuertes rachas de viento, estate atento al siguiente apartado.

Proteger el Cannabis del Viento

En zonas hostilmente ventosas, es una buena idea plantar cultivos alelopáticos en el perímetro de la zona de cultivo de la cannabis, muy juntos para que sirvan de cortavientos a la hora de cultivar marihuana en climas extremos. Atar las plantas a estacas clavadas en el suelo o construir una valla de madera que recubra el cultivo es otra forma de hacerlo.

El principal inconveniente de este tipo de cultivos alelopáticos es que no podemos exponer a nuestras plantas a una competición por los recursos disponibles en la zona. Esto es, los nutrientes, la luz del sol, el agua. Por ello, para cultivar marihuana en climas extremos con plantas alelopáticas es bueno escoger un lugar bastante rico en recursos.

También puedes intentar mantener tus plantas de marihuana correctamente podadas, despojadas de hojas sobrantes en pos de cultivar marihuana en climas extremos. Esto probablemente limitará un poco el resultado final, pero las plantas se adaptarán y se volverán más densas en sus ramas, reduciendo su movilidad y mejorando su floración.

Marihuana en Climas Fríos

Es posible cultivar marihuana en climas extremos

La inesperada temperatura muy fría puede ser devastadora para las plantas de marihuana. De hecho, el único beneficio de las temperaturas frías es su tendencia a desalentar las plagas. Las plantas que crecen en el exterior necesitan temperaturas que no desciendan de los 17ºC.

De lo contrario, su crecimiento comenzará a disminuir dramáticamente hasta que básicamente se detenga, pudiendo provocar su muerte prematura. Pero, si por desgracia, crees que tu clima puede ser muy hostil para estas temperaturas y que corres el riesgo de cultivar marihuana en climas extremos fríos, consulta los siguiente consejos:

Proteger la Marihuana de Climas Fríos

Como cultivador, tu trabajo principal es mantener tus plantas vivas hasta que el clima mejore. Si puedes mantener una temperatura razonable, la mayoría de las plantas tienen una buena oportunidad de sobrevivir ilesas. Cuando el clima mejore, las plantas reiniciarán el proceso de crecimiento y podrás afirmar que cultivar marihuana en climas extremos te ha ido bien 🙂

Ahora bien, cuando esto no ha sido posible y tus plantas han estado expuestas a bajas temperaturas de forma habitual, estas han tenido que pasar por momentos delicados, ya que el frío es una de las condiciones que más dificulta cultivar marihuana en climas extremos. No temas, porque para ello existen “sistemas de calefacción” para las plantas:

– Llevar las plantas al interior y darles un ciclo moderado de luz

– Usar calentadores para marihuana. Para crearlos, llena algunos recipientes de color oscuro con agua, deje que se calienten durante el día para que luego irradien calor por la noche.

Construir un invernadero temporal con un marco de madera y cubiertas de plástico que atrapará el calor (creando un efecto invernadero).

– Usar calentadores de patio con propano para evitar la congelación. También quemarán gas que produce CO2 y vapor de agua. El CO2 añadido promoverá el crecimiento y hasta puedes utilizar el CO2 para aumentar la cosecha.

Todos estos métodos de protección al cultivar marihuana en climas extremos son fáciles de establecer como soluciones a largo plazo para los problemas del clima frío, o pueden ser rápidamente eliminados con la llegada de un mejor clima. Esta es la mayor ventaja de todos ellos.

Una solución a menor escala es realizar coberturas individuales para las plantas de poliuretano. Esto no sólo protegerá a las plantas del viento y la lluvia, sino que también conservará algo de calor. Algunos cultivadores utilizan estos remedios para cultivar marihuana en climas extremos y hostiles.

Ten en cuenta que con este simple método, el frío finalmente se abrirá paso hasta las plantas a menos que les proporciones alguna fuente de calor. Los calentadores de aire forzado también pueden funcionar, pero asegúrate de ajustar el indicador a 21*C para evitar el sobrecalentamiento y usa ventiladores para distribuir el calor de manera uniforme.

Si sabes que va a hacer muchos frío, debes tener mucho cuidado y vigilar tus plantas de cerca. Revísalas a menudo y asegúrate de que se mantengan calientes. Porque recuerda que el frío es uno de los elementos que más dificultan el cultivo de marihuana en climas extremos. Otro buen consejo es cultivar marihuana resistente al frío.

Cultivar Marihuana en Climas Hostiles ¿Es seguro dejarlas fuera?

¿Qué pasa si sus plantas aún no han madurado y el clima se está enfriando y volviéndose extremo paso a paso? ¿Cuánto tiempo pueden permanecer las plantas afuera si las temperaturas se están enfriando demasiado?

La respuesta a esta pregunta depende de la cantidad de luz solar disponible. A medida que la Tierra cambia las estaciones de otoño a invierno, la intensidad de la luz solar y la duración de la misma disminuyen. Las plantas que podrían haber estado a plena luz en el verano y a principios del otoño ahora están a la sombra durante la mayor parte del día.

Las nubes también pueden disminuir la calidad y cantidad de la luz solar. En el invierno, las plantas no pueden tener suficiente energía en forma de luz para la fotosíntesis y deben cosecharse para evitar el desperdicio de la cosecha. Es una de las mejores soluciones para cultivar marihuana en climas extremos y salvar la cosecha.

Incluso si los cogollos no están lo suficientemente maduros para fumar, al menos pueden ser procesados para obtener kief, extractos o para cocinar. Si el clima es frío, pero las plantas todavía reciben suficiente luz solar, se pueden proteger con los métodos mencionados anteriormente y salvar la cosecha al cultivar marihuana en climas extremos.

Cultivar en Climas Húmedos

Cultivar marihuana en climas extremos e fácil si sabes cómo

A las plantas de marihuana les encanta la humedad, pero demasiada puede causar problemas, como el Botrytis. Los principales desencadenantes, las fuertes lluvias y la alta humedad producida por el calor. El moho abunda en el clima lluvioso porque el agua se desliza en los capullos y crea condiciones ideales para que prosperen los hongos.

Los cogollos tienden a retener y esconder la humedad en sus grietas, y puede resultar difícil secarlos. Por ello, si crees que tu clima es demasiado húmedo y que corres el riesgo de cultivar marihuana en climas extremos, sigue atentamente los consejos que te brindamos aquí abajo:

Proteger la Marihuana de la Humedad

Evidentemente, mantener las plantas secas es la mejor protección contra los problemas de humedad. Si puedes mover las plantas o construir un recinto, la lluvia no las molestará, pero la humedad aún podría hacerlo, así que no cantes victoria. Para poder cultivar marihuana en climas extremos húmedos, tendrás que aplicar algo de calor.

El aumento de las temperaturas en el cultivo indoor, situándolo entre los 25-27ºC podría proteger a las plantas y ayudar a secar los cogollos muy húmedos, frenando así el crecimiento de moho. Hacer circular el aire caliente >con un ventilador ciertamente también ayuda.

Si la lluvia se pronostica como un acontecimiento breve y único seguido de una continuación del clima cálido y seco, entonces se puede proteger a las plantas tratándolas con un antimicótico como el bicarbonato de potasio o la serenata antes de la lluvia. No tendrás más problema en este caso de cultivar marihuana en climas extremos.

Si se espera una lluvia prolongada, entonces se puede pensar en cosechar las plantas en ese momento en lugar de que se estropeen en la planta. Si el clima húmedo es común mientras las plantas están madurando, puede probar diferentes variedades de Cannabis adaptadas a la humedad.

Cultivar en Climas Calurosos

Cultivar marihuana en climas extremos es posible

Para muchos cultivadores, un clima cálido y seco puede ser el ambiente perfecto para cultivar marihuana al aire libre. Cuando hay calor, se puede cultivar durante todo el año sin preocuparse de que los mohos pudran la cosecha. Las plantas también se benefician de la intensa luz del sol que desencadena una producción óptima de cogollos.

Sin embargo, un clima árido también presenta sus propios desafíos como la sequía y el calor extremo. Esto da como resultado un suelo muy seco que causa muchos problemas a las plantas de marihuana amantes del agua. Por ello, también existen problemas derivados de cultivar marihuana en climas extremos secos.

Sin el conocimiento y la preparación adecuados, demasiado calor puede destruir el cultivo y dejarte sin nada que cosechar. Afortunadamente, hay trucos para combatir este problema. La clave es mantener las plantas y los sistemas radiculares sensibles al calor frescas e hidratadas.

Estos son algunos de los problemas causados por el calor:

El calor extremo es mortal para las raíces de la marihuana, especialmente en plantas jóvenes. Además, la tasa de evaporación más rápida en lugares secos puede resultar en un suelo duro y agrietado. Si no se controla, la combinación de suelo superior caliente y seco puede quemar las raíces y destruir las plantas.

– Uno de los problemas más comunes en un clima cálido es el estrés por calor. En casos leves, esto puede hacer que las hojas de marihuana se enrosquen. También puedes ver que las hojas se caen o se marchitan. Si se ignora, la condición puede volverse grave y las plantas dejarán de crecer.

– A menudo, los climas cálidos y secos tienen largos ciclos diurnos y tan sólo cinco horas de oscuridad por la noche. Esto puede ser problemático para las plantas de marihuana ya que requieren al menos 12 horas de oscuridad total para florecer. Este inadecuado ciclo de luz y oscuridad puede causar más estrés al cultivo.

Las raíces quemadas, el estrés por calor y los ciclos de luz y oscuridad inadecuados pueden hacer que sea difícil cultivar marihuana en climas desérticos. La buena noticia es que hay muchos remedios para estos problemas, además del riego adecuado.

Proteger la Marihuana del Calor

Si estás o vas a cultivar marihuana en climas extremos calurosos, es esencial que no dejes que tu medio de cultivo se seque. Las plantas de marihuana beben mucha agua cuando hace calor. Si no tienen nada que beber, se secarán al final del día. Riega tus plantas lo más temprano posible y asegúrate de que se rehidraten con frecuencia durante el día.

Además, evita mojar las hojas ya que las gotas pueden aumentar el calor del sol y quemar el follaje. Siguiendo estos consejos, el exceso de calor no debería devenir en un problema para tu cultivo de Cannabis.

Esto ha sido todo nuestro artículo sobre cultivar marihuana en climas extremos, esperamos que os haya gustado. Para seguir leyendo temas más interesantes ¿Por qué no visitáis Main-Lining para Marihuana ¿En Qué Consiste y Cómo se Hace? y Marihuana Landrace ¿Qué es y en Qué se Diferencia de la Heirloom?.

Comparte!

¿Te ha gustado "Cultivar Marihuana en Climas Extremos: Húmedos, Fríos, Calurosos…" ?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
(Sé el primero en valorarlo)

Suscríbete para recibir ofertas y regalos




Palabras relacionadas:
Cultivar Marihuana en Climas Extremos: Húmedos, Fríos, Calurosos…
Cultivar Marihuana en Climas Extremos: Húmedos, Fríos, Calurosos… Aprender a cultivar marihuana en climas extremos sin nin´gun tipo de problema. Climas húmedos, climas fríos, climas calurosos...
https://www.semillas-de-marihuana.com

Artículos relacionados

Comentarios

Aún no hay comentarios para "Cultivar Marihuana en Climas Extremos: Húmedos, Fríos, Calurosos…"

    Deja tu comentario