Comprar Semillas de Marihuana

(+34) 988 222 327
Laborales: 11 a 14 y 17 a 20

Inicio » Cultivo de Marihuana » La limpieza en el cultivo de Cannabis


06.02.17

La limpieza en el cultivo de Cannabis

Comparte!

Las plagas y patógenos son muy comunes en este tipo de cultivo, por lo que resulta sumamente importante cuidar la limpieza y el mantenimiento correcto de las plantaciones, de este modo será posible evitar que esta sufra y termine muriendo debido a la afección de alguna enfermedad, hongo o virus. Te contamos como cómo hacer una correcta limpieza en el cultivo de Cannabis.

Limpieza en el cultivo de Cannabis

La limpieza en el cultivo de Cannabis

Si se desea dar un buen cuidado, se recomienda sembrar un cultivo de interior con luz artificial, ya que de esta manera se puede aislar el cultivo de todo lo demás, cosa complicada de hacer en exterior. El otro factor clave es controlar de manera eficaz las condiciones ambientales, como temeperatura y humedad que muchas veces causa la proliferación de algunos hongos y plagas.

Trucos para mantener la limpieza en el cultivo

Una limpieza correcta es lo más importante, si se mantienen pulcros, tanto los utensilios de limpieza, como el resto del espacio de cultivo estaremos por el camino correcto. En algún momento se puede recurrir a los productos de Grow Shop para prevención y limpieza, que pueden ayudar a evitar el crecimiento de patógenos tanto en la raíz como en toda la planta.

La acumulación de suciedad, vegetales muertos, tierra, o el exceso de humedad, son factores determinantes en el éxito de los costes y resultados del cultivo, ya que es de estos factores que depende la aparición de plagas que causan daño a la planta.

Consejos para cuidar el espacio de cultivo

Es cierto que cuidar la planta luego de que esta ha germinado es vital, pero algo de lo que dependerá el éxito será preparar el espacio en el que se hará el cultivo, ya que esta es una de las etapas más delicadas. Al empezar con buen pie cuidando el terreno en el que se va a cultivar, permitirá el progreso de las plantas con un óptimo desarrollo desde sus primeros brotes.

Para comenzar es aconsejable limpiar profundamente todos aquellos materiales que sean lavables. Para la desinfección total se puede utilizar lejía o algún otro desinfectante como el amoníaco a fin de empapar un paño con el producto y pasarlo por la superficie de los materiales. Antes de comenzar de nuevo, se recomienda esperar que la sala de cultivo se seque bien y se encuentre ventilada, para así evitar cualquier propagación de hongos.

Se puede utilizar Aceite de Nuez de Neem y/o un fungicida, o cualquier otro tipo de insecticida o fungicida (biológico mejor), de manera preventiva, puede aplicarse sobre el terreno para evitar determinadas plagas, ya que muchas de estas comienzan a afectar incluso antes de que la planta germine, gracias a la humedad que presenta la semilla de marihuana durante ese proceso.

Primeras etapas de algunos patógenos en la planta

Hay que tener un cuidado especial para la planta en todo momento, pero principalmente en los primeros días de vida. Esto tiene que ver mas que todo con las amenazas de virus, hongos o plagas en la sala de cultivo, aunque este haya sido limpiado con anterioridad.

La germinación se lleva a cabo mediante un sencillo aunque delicado proceso, resulta necesario tener sumo cuidado durante esos primeros días, que tan propensa está la planta a adquirir algún hongo. Esto es principalmente aplicable cuando se trata de semillas que ya tienen un tiempo. Como es una etapa de alta sensibilidad hay que darle todo el cuidado que se merece y necesita la planta

Si los plantones llegaran a debilitarse por algún tipo de plaga, haría que el proceso de crecimiento sea cada vez más lento, ya que generalmente los hongos se alimentan de los nutrientes que especialmente son valiosos en esa etapa. De ser así se perderían las plantas o las valiosas semillas.

El fusarium, el Oidio o el Phytium son algunos de los hongos patógenos que resultan ser fatales para la marihuana y sus semillas, así que aunque la naturaleza sea la que se encarga de proporcionar todo lo necesario para que crezca de forma sana, no está de más echarle una mano. Para ello se puede utilizar sustrato debidamente esterilizado.

A fin de desinfectar las semillas, sería ideal proporcionarles a estas un baño con lejía o agua oxigenada, ya que este es un proceso ideal que logra desinfectar las semillas externamente antes de que germinen. Esto es aplicable sobre todo a todas aquellas semillas viejas o débiles, ya que se hallan mucho más susceptibles a morir por contaminación porque no tienen la suficiente fuerza o vigor que caracteriza a las semillas normalmente.

Limpieza a la hora de hacer clones

El clonado de esquejes, o la propagación vegetativa es otra de las etapas en las que se recomienda prestar mucha atención a la limpieza. Para el cuidado adecuado, son recomendables las condiciones asépticas y la limpieza puesto que esto favorece en gran manera el buen enraizamiento, contribuyendo de este modo a la eliminación de plagas, hongos y otros tipos de problemas.

En esta etapa es fundamental tener cada una de las herramientas debidamente esterilizadas, si se desea realizar algún corte de plantas. Un consejo muy extendido y que contribuye al éxito, es el de usar cuchillas desechables o incluso mojadas en alcohol tras cada uso, para evitar que los cortes se contaminen y que los esquejes terminen fallando. De otro modo, puesto que el corte no ha terminado de cicatrizar, es factible que entre algún tipo de patógenos y hongos que causarían una muerte inminente a los esquejes.

A fin de favorecer el enraizamiento, se utiliza un enraizador, que ayuda a que este proceso se realice de manera exitosa. Su contenido está principalmente compuesto de hormonas vegetales en pequeñas cantidades que son aquellas encargadas de favorecer la formación de un tejido calloso en todos aquellos cortes que se realicen, por lo que brotará un tejido radicular nuevo que permitirá que la planta sobreviva.

Ahora bien, es importante mencionar que su uso no es imprescindible, ya que la naturaleza le proporciona a la planta todo lo que necesita para propagarse de forma externa y vegetativa naturalmente. Solo puede usarse si se desea proporcionar una ayuda adicional, aunque en general es recomendable 100% si se desea tener un porcentaje alto de éxito.

Recomendaciones finales

Si se cuida de manera apropiada el terreno en el que se va a hacer el cultivo, esterilizándolo de manera adecuada; si se protege la planta incluso antes de que realice sus primeros brotes, si a medida que se realiza el clonado de esquejes se cuida de manera minuciosa los utensilios a utilizar para realizar cortes, será posible evitar la proliferación de hongos, plagas y otros tipos de patógenos que causan muerte a la planta, o incluso a la semilla.

Por otro lado es vital tener un buen drenaje en el terreno o la maceta, y de esta manera se evitará que la plantación sea un hervidero de hongos que afecten el crecimiento y el brote de la planta.

Al seguir cada uno de estos consejos al pie de la letra, será posible disfrutar de un cultivo sano de Cannabis.

Comparte!

Palabras relacionadas: ,
La limpieza en el cultivo de Cannabis
La limpieza en el cultivo de Cannabis Las plagas y patógenos son muy comunes en este tipo de cultivo, por lo que resulta sumamente importante cuidar la limpieza y el mantenimiento correcto de las plantaciones, de este modo será posible evitar que esta sufra y termine muriendo
semillas-de-marihuana.com

Artículos relacionados

Comentarios

Aún no hay comentarios para "La limpieza en el cultivo de Cannabis"

    Deja tu comentario