Comprar Semillas de Marihuana

(+34) 988 222 327
Laborales: 11 a 14 y 17 a 20

Inicio » Cultivo de Marihuana» La cosecha de Marihuana : Parte 2/El Secado


17.11.10

La cosecha de Marihuana : Parte 2/El Secado

Comparte!

¿Cómo secar la marihuana?

Hola amig@s estamos aquí de nuevo para seguir con nuestro artículo sobre la cosecha de la marihuana, en este segundo volumen os vamos a explicar brevemente cómo secar vuestras plantas de marihuana.

En el secado, las plantas enteras suelen colocarse colgadas al revés. Muchos cultivadores creen que los racimos florales colgados boca abajo para el secado, provoca que las resinas se desplacen por gravedad a las extremidades, como con otras supersticiones, poca o ninguna resina o cannabinoides se transportan mediante el sistema vascular después que la planta se ha cosechado.

Lo que si realmente es cierto es que es una manera útil e inteligente de disponer unas plantas de marihuana recién cortadas. Invertir las plantas para el secado, ocasiona que las hojas cuelguen muy próximas a los racimos florales cuando se secan, y las resinas quedan protegidas de una manipulación externa de cualquier tipo. Los racimos florales también parecen mas atractivos y más grandes si se cuelgan.

Al secar la marihuana tener cuidado con..

Las queridas y deseadas resinas de la planta de marihuana son muy frágiles y caen fuera de los cálices al ser sacudida o manipular sin cuidado la planta. Además, los primeros en caer son los más valiosos en cuanto a propiedades activas y organolépticas, esa resina que se va de una manipulación deficiente es el oro de la marihuana, no dejes que se desperdicie y hay que prestar total atención desde el primer momento de cortar una planta de marihuana para su secado. Cuanto menos se manipulen los racimos, mejor aspecto tendrán, así como mejor potencia, sabor y aroma al fumar.

Que no se te pudran los cogollos, si se secan demasiado despacio en un lugar sin ventilación es muy probable que algún hongo ataque a los cogollos pudriéndolos, hay que controlar en todo momento la humedad y la ventilación del cuarto de secado.

Conseguir que la cosecha tenga el mejor sabor, si se secan demasiado rápido la clorofila no se elimina bien y los cogollos tendrán un sabor que recordará al de las hojas secadas en la sartén (que tiempos aquellos) y tampoco eliminará bien el sabor a abonos, haciendo que los porros no tengan un sabor demasiado bueno. Cuanto más despacio seques los cogollos, mejor para el sabor.

En definitiva el secado de marihuana es

Colgar la planta entera o mejor todavía, dividida por ramas, así corre menos peligro de quedar una parte de la planta demasiado tupida, sin acceso a renovación de aire y el moho haga estragos. Una vez colgadas podemos manipularlas con comodidad, en este momento procedemos a cortar las hojas más grandes, sobre todo los denominados “parasoles” ya que son las zonas de la planta que guardan más humedad y pueden entorpecer o alargar demasiado el proceso de secado. Hay que sacar estos restos cortados y guardarlos en otra habitación, o tirarlos, ya que estas hojas grandes apenas tienen propiedades activas.

Secar las ramas en una habitación siempre bien ventilada, en caso de que no tenga ventilación natural se debe instalar un sistema de extracción.

En lugares con falta de espacio se puede crear un secadero, por ejemplo con una caja de cartón como ves en la imagen inferior.

El secado tiene que realizarse lentamente, sin luz y en un ambiente seco y fresco, con temperaturas de aproximadamente 15º a 20ºC, hasta llegar a un punto óptimo. Los envoltorios en papeles de periódico pueden ayudar a veces al secado, pero siempre evitar con la marihuana recién cortada, no aportan sabor extraño y facilitan la absorción de humedad desde dentro y su eliminación desde fuera, aunque si se dispone de un buen secadero para la marihuana no se precisa de nada más.

Se puede utilizar un deshumidificador, pero es recomendable sólo para zonas húmedas, ya que suele acelerar demasiado el proceso de secado. Si es recomendable utilizar un ventilador de baja potencia, preferiblemente de los que se mueven solos hacia los lados, de esta manera la hojas se mueven un poco también y previene la aparición de hongos.

¿Cómo saber cuando esta seca la marihuana?

Los racimos florales, incluyendo tallos y hojas grandes, comúnmente se secan hasta llegar a un 25% de su peso fresco original ( tiene que perder un 75% de su peso en agua). Cuando estén suficientemente secos para ser almacenados sin la amenaza de moho, las ramas deben romperse al aplicar un doblado  de las mismas, esta rotura debe ser total y no deben quedar hilos, el sonido de esta rotura es muy característico y suena como un “crack”. La parte que más tarda en secar es el cogollo central, el tallo central del racimo floral se romperá también al ser doblado, antes de pasar a la siguiente fase.

Como norma general, la marihuana ha de contener un 10% aproximadamente de agua, para proceder a su curado, almacenaje o ser fumada en condiciones óptimas.

Puedes continuar la lectura en el siguiente artículo, en él se tratan los aspectos más importantes para realizar un buen curado a la planta de marihuana.

Comparte!

Palabras relacionadas: , ,
La cosecha de Marihuana : Parte 2/El Secado
La cosecha de Marihuana : Parte 2/El Secado ¿Cómo secar la marihuana? Hola amig@s estamos aquí de nuevo para seguir con nuestro artículo sobre la cosecha de la marihuana, en este segundo volumen os vamos a explicar brevemente cómo secar vuestras plantas de marihuana. En el secado, las plantas
semillas-de-marihuana.com

Artículos relacionados

Comentarios

Aún no hay comentarios para "La cosecha de Marihuana : Parte 2/El Secado"

    Deja tu comentario